www.nexotur.com

La marca 'Q' amplía su campo de actuación con una nueva norma sobre los servicios de azafatas y personal de apoyo turístico

Es la segunda norma de intermediación turística que pone en marcha el Instituto para la Calidad Turística en 2012

miércoles 15 de agosto de 2012, 01:00h

La certificación de la marca 'Q' de calidad ha ampliado su campo Turístico a otros sectores de intermediación, con la publicación de la nueva norma UNE 189002 que regula la prestación de servicios de azafatas y personal de apoyo, según explican desde el Instituto para la Calidad Turística Española, ICTE.

Se trata de la segunda norma sectorial publicada durante este año 2012, cuya redacción se ha llevado a cabo desde el Comité Técnico de Normalización AEN/CTN 189 Servicios de Intermediación Turística. La nueva norma fue solicitada por la Asociación nacional ADEAZA, fruto del consenso de varias entidades del Sector, como la Asociación de Empresas Organizadoras Profesionales de Congresos (OPC).

Esta norma UNE 189002, asociada a la marca 'Q', establece los requisitos de gestión para las empresas que prestan servicio de azafatas y personal de acogida y apoyo a la organización, sobre los procesos implantados por las mismas y requisitos específicos de los distintos servicios que prestan, para garantizar la calidad de su actividad. Sin embargo, es importante destacar que esta norma no es aplicable a los servicios de prestación de personal para trabajar por horas que ofrecen las empresas de trabajo temporal (ETT).

Normalización del sector

Con esta norma se han estableciendo los requisitos mínimos que una empresa debe cumplir, entre ellos los tipos de servicios habitualmente ofrecidos por las empresas de azafatas, los requisitos mínimos para la comercialización que debe hacer la empresa, necesidades específicas del cliente y concreción del servicio.

Asimismo, se ha regulado cómo debe prepararse el presupuesto y contrato, así como el proceso de gestión del personal externo, la sesión informativa y de instrucciones, previa del evento, cómo debe hacerse la supervisión del servicio y su valoración y cómo debe llevarse a cabo la facturación.

La futura certificación con la 'Q' de Calidad garantizará que las empresas tendrán implantada una norma de prestación de servicio que además conlleva la aplicación de un sistema de gestión, herramienta útil para este sector empresarial a la hora de diferenciarse y crear valor en el sector.