www.nexotur.com

'Cerrojazo' de NH Hoteles en España a los establecimientos que estén en pérdidas o en ciudades con baja ocupación

La cadena no recurrirá a un ERE como en Sotogrande sino que se reubicarán trabajadores y reducirán jornadas

miércoles 04 de julio de 2012, 01:00h

La cadena NH prevé cerrar este año, "de manera puntual", algunos de los establecimientos "en pérdidas o con niveles muy bajos de demanda" de los que cuenta en España. Se trata de una medida que no se había planteado hasta ahora, pero que supone "una asignatura obligada" para contrarrestar la crisis económica.

Tras presidir la junta de accionistas, el presidente de NH, Mariano Pérez Claver, ha detallado en un encuentro con los medios que la medida afectará únicamente a los hoteles ubicados en ciudades secundarias donde la demanda baja especialmente en verano, frente a Madrid y Barcelona, donde los niveles se mantienen.

"No será un cierre masivo, sino puntual y temporal", ha asegurado Pérez Claver, recordando que se trata de una "medida habitual" en el Sector Hotelero, sobre todo en temporada alta vacacional para los segmentos urbanos.

Asimismo indicó que esta medida forma parte de un plan "definido" por la compañía, que se inició el año pasado, y que implica un plan de ahorro de costes que vendrá acompañado de la renegociación de las condiciones de alquiler de algunos establecimientos --la mayoría de los hoteles en España no son en propiedad-- y del ajustes de costes, algo que "forma parte del AND de la cadena".

No habrá más despidos

Pérez Claver ha dejado claro que no se recurrirá a un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), tras el ya aplicado en Sotogrande que afectó al 40% de la plantilla (130 personas), sino que se optará por la movilidad de personal de unos a otros establecimientos y se adecuarán horarios en función de la demanda que presenten ciertos destinos.

Para ello, se iniciará un diálogo con los representantes de los trabajadores que permita "garantizar el empleo", y se buscará un marco más flexible con la nueva reforma laboral. Para Pérez Claver, que recordó que los costes de personal en España alcanzan el 38%, frente al 30% de Alemania u Holanda, aseguró que una mayor flexibilidad permitirá devolver a la empresa a niveles rentables a largo plazo.

El directivo incidió en que el negocio en España e Italia esta afectado por la situación económica que sufren ambos países, frente a otras áreas del negocio como Europa Central y Latinoamérica, y aunque ve previsible continuar en pérdidas en el segundo trimestre, confió en no cerrar el ejercicio con pérdidas.

Por otro lado, se mostró "muy optimista" tras las buenas noticias de Bruselas y consideró que por primera vez Europa está avanzando hacia un modelo unión financiera y económico único.

Finalmente, sobre la venta de activos, confirmó que progresa "adecuadamente" y que existen bastantes interesados en la venta del hotel de Nueva York, aunque la compañía "no tiene prisa" y está esperando a maximizar su valor. Pérez Claver apuntó que operaciones de este tipo tardan entre seis o siete meses.