www.nexotur.com

UN 5% MENOS QUE EN 2011

La cadena Meliá gana 4,7 millones en el primer trimestre mientras prepara un 'plan de contingencia' para España

La cifra de negocio trimestral alcanzó los 301,5 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,6% frente a 2011

martes 15 de mayo de 2012, 01:00h

Meliá Hotels registró un beneficio neto de 4,7 millones de euros durante el primer trimestre, un 4,9% menos que en el mismo periodo de 2011. La cifra de negocio trimestral alcanzó los 301,5 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,6% respecto al mismo ejercicio del año pasado.

La facturación en los hoteles del grupo creció un 7,6%, compensando la menor generación de plusvalías frente al mismo periodo de 2011, mientras que los ingresos del Club Meliá se redujeron en un 6,3%, hasta los 20,8 millones de euros. La cadena hotelera de la familia Escarrer vio incrementar los ingresos medios por habitación disponible (RevPar) un 7,2%, con un fuerte apoyo de la positiva evolución del precio medio por habitación, que se incrementó un 10,2%. 

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 48 millones de euros, lo que supone un descenso del 8,3%, mientras que el beneficio operativo se situó en 25,8 millones, un 12,4% menos con respecto a los tres primeros meses de 2011.

Por mercados, Meliá constató un comportamiento dispar pero se benefició de su diversificación, ya que compensó la ralentización del consumo en Italia y España, con el dinamismo de Norte y Sur América y de las principales capitales europeas. En el conjunto de las Américas, registró un incremento del 20% en el RevPar, gracias a la "saludable economía norteamericana", especialmente en el segmento MICE (congresos e incentivos) y al aumento de turistas procedentes de Brasil o Argentina.

En Latinoamérica, constató un aumento en este mercado, al que contribuyó las mejoras realizadas en su oferta, y la suma de los nuevos Paradisus en Playa del Carmen, que han superado las expectativas en sus primeros meses de funcionamiento. Asimismo, los 'fees' de gestión de los establecimientos de Cuba, Brasil y Asia se incrementaron en un 17,8%, representando 13,3 millones de euros.

En la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y Norte de África), exceptuando España, sus ingresos RevPar aumentaron un 3,1%. La mayor subida la experimentó Francia (+15,6%), frente a Alemania (+3,3%), a la espera de la celebración de los JJ.OO. en Londres, que coincidirá con la apertura del ME London.

Estancamiento del cliente español y 'plan de contingencia'

En el caso de España, la evolución del negocio acusó la caída de ocupación en el primer trimestre, debido al estancamiento del consumo y al efecto calendario de la Semana Santa, más tardía que el año pasado, a lo que se suma una cierta "normalización" de la situación en Oriente Medio y Norte de África.

Las reservas hasta la fecha permiten augurar una temporada alta "positiva", ya que las ventas realizadas por los resort españoles en mercados como Reino Unido y Europa Central, además de las realizadas a través de la web superan las realizadas en 2011. El segmento urbano redujo su RevPar este trimestre, ya que la evolución positiva de Madrd y Barcelona combinada (+2,65), no logró compensar la caída de la actividad MICE en las ciudades secundarias (-8%).

Presente en 35 países, seguirá centrada en mercados como América o en la región Asia-Pacífico, además de otros mercados dinámicos en capitales europeas y de Medio Oriente, en contraste con su enfoque de contingencia en el mercado español, centrado en el generar ahorros y eficiencias en el nivel corporativo. En esta línea, adoptará iniciativas de ajuste en su división Club Meliá a fin de minimizar sus costes ante la contratación del mercado español.