www.nexotur.com

TRABAS A LA INTERMEDIACIÓN EN MADRID

AEDAVE Madrid denuncia el ‘endurecimiento’ de la política de reservas para entrar al ‘Prado’

Pullmantur, Juliá y Trapsatur ya han retirado de su programa las visitas a la pinacoteca madrileña

martes 04 de marzo de 2008, 01:00h

La nueva política de visitas y reservas turísticas del Museo del Prado de Madrid está recibiendo críticas por una parte del Sector. El endurecimiento de su política de reservas para las agencias ya ha hecho que, desde su entrada en vigor el pasado 1 de enero, varias compañías hayan dejado de ofertarlo.

La nueva normativa del Museo del Prado de Madrid, que regula las visitas y reservas turísticas, está contribuyendo a complicar el trabajo que realizan las agencias de viajes. Ya que desde el pasado 1 de enero, fecha de entrada en vigor del nuevo reglamento, las minoristas y mayoristas están obligadas a abonar el coste de las reservas para grupos de turistas con una antelación mínima de 48 horas, sujeta a un prepago por parte de la agencia de 7,5 euros por persona. Con el agravante de que si la reserva no llega a completarse o si el grupo es inferior a la reserva, la agencia pierde el importe correspondiente al prepago realizado por cada turista ausente.

El cambio de normativa ha sido recibido por una parte del Sector como "una piedra más en el zapato del destino Madrid", en palabras del presidente de AEDAVE Madrid, Antonio Caballos. En este sentido, la Asociación de Guías Turísticos de Madrid ya ha mantenido varias reuniones con la Dirección Técnica del museo, con la intención de que reconsideren su postura y doten de "una mayor flexibilidad a los grupos", sin obtener una respuesta favorable. Asimismo, señalan que "aunque hay aspectos que se han mejorado, este reglamento viene a castigar al turista organizado, a pesar de que seamos los que menos entorpecemos la movilidad dentro del museo".

Sin embargo, desde otras Asociaciones como la Unión de Agencias de Viajes (UNAV), afirman que "el museo sí que ha escuchado nuestras denuncias y estamos obteniendo buenos resultados", señala el gerente de la Asociación, Ramón Buendía. El gerente insiste en que "el ‘conflicto’ se debe más a un problema informático que a una negativa por parte de El Prado". Cabe señalar que, a cierre de esta edición, Turismo de Madrid no se ha pronunciado.

Pullmantur, Juliá y Trapsatur ya no llevan a los turistas al museo

Los efectos negativos de la nueva situación ya se han dejado notar en el entramado turístico empresarial de la capital, ya que compañías del Sector como Julia Tours, Pullmantur Tours y Trapsatur han eliminado de su programa las excursiones al museo. En el caso de ésta última, el número total de reservas realizadas no se conoce hasta casi el mismo día, por lo que "no nos compensa pagar por adelantado sin unas garantías en caso de anulación de reserva", ha afirmado el director Financiero de Trapsa Tour, Alberto Jiménez.

Es por ello que, desde el pasado mes de enero y tras mantener varias reuniones con la dirección de la pinacoteca, ya no trabajan este producto, siendo "la primera vez en 30 años que dejamos de ofrecerlo en nuestros folletos", señala Jiménez. El número total de plazas perdidas entre las tres compañías turísticas que han dejado de ofertarlo rondaría entre las 10.000 y 15.000, por lo que "esperamos que el museo recapacite y reconsidere su postura", concluye Jiménez.