www.nexotur.com

SEGÚN UN INFORME DE BNP PARIBAS

La inversión en activos hoteleros en España disminuyó un 6% durante 2011, hasta alcanzar los 600 millones de euros

La media de los cinco países más importantes de la UE registra un aumento del 3,5%, con casi 6.800 millones

lunes 05 de marzo de 2012, 01:00h

La inversión en hoteles en España disminuyó un 6% en 2011 respecto al ejercicio anterior, hasta situarse en unos 600 millones de euros, lo que contrasta con la mejora de los indicadores hoteleros en el país, que se mantiene como el tercer destino turístico mundial en  llegadas y número uno en ingresos por turismo.

Según un informe de la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate, entre las transacciones más significativas registradas figuran la venta del hotel Palace de Barcelona (69 millones de euros) y la venta del hotel Hesperia de Madrid (80 millones de euros).

A nivel europeo, la inversión en activos hoteleros en las cinco principales potencias europeas --Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido-- prosiguió la tendencia a la recuperación iniciada en 2010, con casi 6.800 millones de euros invertidos en 2011. Esta cifra supone un incremento del 3,5% respecto a 2010, si bien el ritmo de crecimiento de la inversión cayó bruscamente en la segunda mitad del año.

Así, mientras en el primer semestre de 2011 se registraba un crecimiento del 80%, en la segunda mitad del año (especialmente durante el último trimestre) la inversión perdió fuerza y retrocedió un 31% respecto al mismo periodo de 2010.

Cierre del año en positivo

Por su parte, la industria hotelera capeó la recesión y finalizó el ejercicio con nota positiva, pese al descenso de actividad registrado a partir del mes de septiembre, incrementándose los ingresos por habitación disponible (RevPar) entre un 3,5% y un 8,9% en los cinco principales destinos turísticos de Europa.

El informe de BNP Paribas mantiene previsiones positivas para 2012, pese a las tensiones en el mercado de deuda, por el posible efecto combinado de inversores con escasa necesidad de financiación y la salida al mercado de activos de calidad.