www.nexotur.com

Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual utilizaban Grupo Marsans como ‘monedero’ , lo que provocó su insolvencia

martes 28 de febrero de 2012, 01:00h

La administración concursal de Marsans ha concluido que sus antiguos propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, utilizaban el grupo "como monedero". Así, determina que trasladaban el dinero a sus sociedades patrimoniales, lo que provocó su insolvencia, según el escrito de calificación de culpabilidad concursal.

En dicho documento, los administradores acusan a ambos empresarios de dejar "con importantes fondos propios negativos" a las cuatro empresas de Marsans (Viajes Marsans, Tiempo Libre, Viajes Crisol y Rural Tours), manteniendo "la función monedero incluso en las últimas fases de desintegración del negocio". El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha trasladado el informe a los acreedores para que se pronuncien sobre la calificación de culpabilidad de Díaz Ferrán y Pascual, así como de Posibilitum Business. Pasado este trámite, la juez señalará una vista para dirimir sobre la culpabilidad.

En total, los administradores concursales cifran en 296 millones de euros la deuda conjunta que acumulan las sociedades de Marsans, el 88% de las cuales pertenecen a Teinver. Esta compañía actuaba como matriz del grupo empresarial y asumía las deudas sin cancelarlas posteriormente. Por su parte, Viajes Marsans debe 45 millones de euros a empresas del grupo. El informe concluye que la conducta de Díaz Ferrán y Pascual supuso "dolo eventual o culpa consciente" y pide a la juez que les condene a una inhabilitación de 15 años para ejercer como administradores de empresas y reclama los créditos que no hayan sido satisfechos por la liquidación de las diferentes entidades del grupo.

Asimismo, también advierte que la crisis del grupo fue "agudizada por la tergiversación contable repetida, las inexactitudes documentales y el retraso en declarar la situación concursal". Los administradores concursales recuerdan que Viajes Marsans declaró activos por valor de 40,8 millones de euros al juzgado cuando, en realidad, eran de 12,1 millones de euros. Asimismo, la agencia arrastraba pérdidas de 22,6 millones de euros.

En el caso de Posibilitum Business, dirigida por Ángel de Cabo, los administradores concursales piden la inhabilitación por un periodo de dos años y que la sociedad pague un tercio de las deudas no satisfechas por contribuir al vaciamiento patrimonial. Por otro lado, el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha imputado a Díaz Ferrán, Pascual y el que fuera director general de la empresa por parte de Posibilitum, Iván Losada, por un presunto delito continuado de apropiación indebida por valor de 4,4 millones de euros procedentes de los clientes del grupo Marsans. Los tres declararán los próximos 6 y 7 de marzo ante el juez.