www.nexotur.com

LA GRAN CITA PARA EL ASOCIACIONISMO

Ante la Cumbre del Turismo

El evento, que inaugurará el Rey, permitirá a las sectoriales hacer llegar directamente al Gobierno sus demandas

lunes 27 de febrero de 2012, 01:00h

El Rey de España inaugurará la III Cumbre del Turismo, junto a Rosell y Gaspart, organizada por el Consejo de Turismo de CEOE. Todas las sectoriales —denominación en CEOE de las Organizaciones empresariales de ámbito estatal de cada Sector Turístico— analizarán su problemática específica.

Las conclusiones de cada sectorial —como las agencias, representadas por CEAVyT— se consensuarán en el Consejo de Turismo, para hacerlas llegar directamente al Gobierno.

El Ejecutivo estará representado en la Cumbre al máximo nivel, tanto por la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, como por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que almorzará con el Empresariado, como colofón del evento.

La Cumbre de Turismo será, por tanto, una reunión de carácter eminentemente técnico. Sin concesiones a la galería, ni pretensiones mediáticas. Un cónclave concebido para servir a los intereses de las empresas turísticas, legítimamente representadas por el Asociacionismo sectorial.

CEOE huye así, deliberadamente, del golpe de efecto.  Un lobby, para serlo, ha de verse poco, y servir de mucho. El Consejo de Turismo tiene meridianamente claro su objetivo: ser un instrumento, eficaz y discreto, al servicio del Asociacionismo, cediendo todo el protagonismo a la cúpula de cada Sector. Lejos de alharacas y personalismos.

Algo que muy pocos pueden hacer, y que Joan Gaspart, el emblemático hotelero catalán, sabe hacer como nadie. Cediendo el protagonismo y trabajando duro y en silencio.

Esta cesión del protagonismo —que roza casi la cesión de soberanía— la ha impulsado Gaspart, con la generosa integración de los presidente de los lobbies sectoriales, Exceltur y Mesa del Turismo, en la Comisión Permanente del Consejo de Turismo de CEOE.

Pese a esta "renuncia para sumar", exceltures como Zoreda y Barceló no dudan en acusar a Gaspart de connivencia con la tasa turística catalana. Pese a la inequívoca reacción en contra formalmente expresada por CEOE, estas insidias se apoyan en reuniones del líder del Empresariado con las autoridades catalanas para minimizar daños, ante la manifiesta imposibilidad de que la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento renuncien a implantarla.

El Consejo de Turismo soporta así con estoicismo el pretendido abrazo del oso de algún lobby con vocación de cúpula empresarial (pese a representar menos del 20% del Sector Turístico), y prosigue su camino. Retrasando su propia Cumbre para evitar coincidir con otros Foros y trabajando con pragmatismo y prudencia para defender los intereses de todos los empresarios.

La presencia del Rey Don Juan Carlos y del ministro Soria (y su Equipo de Turismo) en una Cumbre empresarial hecha por y para las sectoriales, y concebida como instrumento al servicio de los intereses generales, es la demostración palpable de que el Consejo de Turismo liderado por Gaspart está en el buen camino.

Para tranquilidad del Sector, y pese a quien pese.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.