www.nexotur.com

El Gobierno central podría formar parte del consorcio que gestione al Palacio de Congresos de Sevilla

El alcalde de la ciudad y el ministro de Turismo se reunieron la semana pasada para hablar sobre la ampliación de Fibes

lunes 25 de febrero de 2008, 01:00h

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez, y el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, se reunieron la semana pasada en Madrid para hablar sobre la financiación de la ampliación de Fibes y la posible incorporación del Gobierno central en el nuevo consorcio que gestione la instalación.

De momento no se ha cerrado ningún acuerdo respecto a estos dos temas, según fuente municipales, pero la reunión sirvió para que el regidor sevillano reclamara al ministro su colaboración en la financiación para la ampliación del Palacio de Congresos de Sevilla, Fibes. Sánchez, incluso, propuso a Clos un calendario de financiación, que podría llegar hasta los 30 millones de euros, y en el que el Estado tendría que invertir un millón de euros en 2008, cuatro millones en 2009, diez en 2010 y en 2011, y cinco millones en 2011.

Asimismo, hablaron de la creación de un nuevo consorcio que gestione Fibes, como la que ya se ha propuesto, en la que el consorcio sea municipal para que forme parte de la Agrupación de Interés Económico (AIE) de las empresas públicas de Sevilla. Pero finalmente, el alcalde sevillano intentará desarrollar el programa internacional de turismo urbano que tiene en marcha el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y crear un Consorcio de Turismo Urbano de Sevilla en el que estén integradas las Administraciones públicas y el sector privado.

Características de la ampliación

La ampliación de Fibes contempla la construcción de un nuevo edificio en una parcela anexa a la actual, pero separada por una carretera. El objetivo del proyecto es que los dos edificios (el nuevo y el existente) formen parte de la misma Institución y que no parezcan independientes. Para ello, el nuevo edificio se unirá con el actual mediante una plataforma que no será un mero puente, ni una conexión, sino que será una parte más de las instalación para darle cualquier uso.

En cuanto a las características del nuevo edificio, destaca el gran auditorio que ha sido diseñado para acoger a unas 3.500 personas. Asimismo, dispondrá de un nuevo centro de negocios, oficinas, zonas de ocio y ajardinamiento y un aparcamiento bajo rasante para 803 vehículos y 78 motocicletas.

El edificio ha sido diseñado pensando en la máxima eficiencia energética. Por ejemplo, para reducir las demandas de energía, todos los espacios se han creado eligiendo la orientación adecuada para aprovechar la luz y se han elegido aislamientos y protectores solares. Además, se reutilizarán los recursos naturales para disminuir la dependencia del edificio a instalaciones artificiales. Así, el agua de la lluvia y las procedentes de lavabos y duchas se reutilizarán para el riego de los jardines. Asimismo, la ventilación natural ayudará a sustituir en algunos casos la artificial.