www.nexotur.com

El alcalde de Puente Genil es partidario de renunciar a la construcción del Palacio de Congresos al no conseguir financiación

El proyecto se ha planteado para sustituir al hasta ahora salón de exposiciones con más de 30 años

miércoles 15 de febrero de 2012, 01:00h

El alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, se ha mostrado partidario de renunciar a la construcción del Palacio de Congresos, pero manteniendo el proyecto del recinto ferial. Teniendo en cuenta la delicada situación económica actual, no es viable que el Ayuntamiento asuma un proyecto de cinco millones de euros, ha explicado.

Morales le ha solicitado a los partidos de la oposición que se pronuncien sobre una previsible renuncia del Consistorio a la ejecución del proyecto de construcción del Palacio de Congresos y Exposiciones de la ciudad. Así, el alcalde espera contar con el consentimiento y la aceptación de todos los grupos políticos para llevar a cabo esta modificación en la que plantea no seguir adelante con el palacio, pero sí con el recinto ferial.

El monto económico de este proyecto, que inicialmente contemplaba la construcción conjunta tanto del Palacio de Congresos como del recinto ferial en el Garrotalillo ascendía a 6,34 millones de euros, de los que el 70% iba a ser aportado por la Unión Europea a través de los Fondos Feder (4,43 millones) y el 30% restante por el Ayuntamiento. En caso de que se alcanzara un acuerdo para redefinir el proyecto, Morales ha asegurado que de la subvención, se consumiría el 70% de lo que se ejecute, que es el recinto ferial, y se renunciaría a lo demás, lo que permitiría redistribuir esas cantidades destinándolas a otros proyectos.

Proyecto inicial

El proyecto inicial para la construcción del Palacio de Congresos y Exposiciones de Puente Genial contempla un edificio con una zona de vestíbulo, un salón de actos, zona de restauración, salón de exposiciones divididas en tres áreas y una terraza multifuncional exterior, entre otras instalaciones. Pretende promover una infraestructura dimensionada y programada funcionalmente para cumplir con todos los requisitos técnicos específicos de las grandes exposiciones, que aloje en un único ámbito cualquier actividad complementaria, ligada funcionalmente a la principal, como comercios y restauración.

El proyecto se ha planteado, desde un principio, con el objetivo de sustituir al hasta ahora salón de exposiciones, un edificio con más de 30 años para uso industrial. Este salón cuenta con instalaciones deficientes y que se ha quedado obsoleto para la función que desempeña, han argumentado los responsables de la idea inicial.