www.nexotur.com

El Teatro Ramos Carrión de Zamora, que será gestionado junto con el Ayuntamiento, quiere convertirse en centro de congresos

El edificio contará con espacios diferenciados tanto para la representación teatral como para reuniones y congresos

miércoles 08 de febrero de 2012, 01:00h

La Diputación de Zamora tiene el proyecto de gestionar con el Ayuntamiento los dos teatros de la ciudad y ampliar la función de uno de éstos, el Ramos Carrión, como centro de congresos. Así lo ha confirmado el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo, en una visita a las obras de rehabilitación.

Durante la visita, Martínez junto con representantes de las Administraciones implicadas en el proyecto, se ha constatado que el edificio cuenta ya con el 95% de la obra de rehabilitación ejecutada. Estos trabajos alcanzan un importe de inversión que supera los 12 millones de euros, de los cuales, el 69,55% ha sido aportado por el Ministerio de Fomento a lo largo de los últimos diez años, un 15,23% por la Junta de Castilla y León y el mismo porcentaje (15,23%) por la Diputación de Zamora.  

Tal como ha apuntado el presidente de la Diputación, se ha conseguido una financiación del 85 % del conjunto del proyecto, "lo que ha permitido abordar una obra de esta naturaleza que hubiera sido inviable para la institución provincial". Otro de los proyectos que tiene en mente este organismo es la gestión conjunta con el Ayuntamiento de Zamora de los dos teatros de la ciudad.

Teatro para congresos

El Teatro Ramos Carrión de Zamora cuenta con varios espacios diferenciados tales como el patio de butacas, que contará con un aforo para 600 personas, un vestíbulo adyacente, una sala de exposiciones y una sala de ensayos con superficie igual a la del escenario, así como oficinas. "Lo más espectacular es la caja escénica, que tiene una superficie prácticamente igual a la del patio de butacas y una altura de siete plantas donde está instalada la tramoya", han señalado desde el teatro.

El foso de orquesta estará dotado de un sistema de elevación y descenso automático, que en las representaciones o conciertos en los que no actúe una orquesta permitirá prolongar la superficie del patio de butacas. Existen además otros espacios exteriores como un teatrillo al aire libre para espectáculos abiertos y la zona de garajes, que ahora pretende convertirse en  dos o tres salas polivalentes con capacidad para 100 personas cada una, con el objetivo de celebrar reuniones sectoriales en el marco de la celebración de congresos.

El estudio de detalle de las obras se ha presentado al Ayuntamiento para que de el visto bueno a este cambio, que tiene que compatibilizarse con la conservación de la muralla de la ciudad que pasa por esta zona. Una vez finalizada la obra, comenzará la instalación del equipamiento escénico, aunque en este momento la adjudicación de esta fase se encuentra recurrida por una de las empresas presentadas y en vía de contencioso administrativo, por lo que Martínez Maíllo confía en que "se levante la suspensión de la ejecución, ya que la obra no puede esperar y es preciso además justificar una inversión de 500.000 euros al Ministerio de Cultura".