www.nexotur.com

CUESTIONANDO LA REPRESENTATIVIDAD DEL CONSEJO DE TURISMO DE CEOE

Exceltur vuelve a solapar a las grandes Organizaciones empresariales ante la Secretaría de Estado de Turismo

El reducido ‘lobby’ se reúne antes con Borrego que el Consejo de Turismo de CEOE, CEHAT y CEAVyT

lunes 16 de enero de 2012, 01:00h

Mientras el presidente de Exceltur declaraba su satisfacción por "tener ministro de Turismo", tras reunirse con Soria, los presidentes de CEHAT y CEAVyT lamentaban el incumplimiento del compromiso de aplicar un IVA reducido al Turismo, poniendo así en evidencia la inexistencia de una interlocución sectorial unificada.

En este mismo sentido, en sus primeros encuentros con la nueva titular de la Secretaría de Estado de Turismo, Isabel Borrego, ésta hizo saber a las principales Organizaciones empresariales que ya conocía su problemática al "habérsela transmitido los representantes de Exceltur", con los que la secretaria de Estado se había reunido antes que con los legítimos representantes de los Subsectores; pese a que en aspectos clave, como el del IVA reducido, el silencio de Exceltur chocaba frontalmente con la postura de grandes Organizaciones empresariales de CEOE.

Así, mientras en las reuniones del ministro y la secretaria de Estado con Exceltur —las primeras celebradas con empresarios turísticos— el presidente del Consejo de Turismo de CEOE brilló por su ausencia, en las reuniones de CEOE con los máximas autoridades turísticas del Estado están presentes tanto el presidente de Exceltur como el gerente (y vicepresidente ejecutivo) del lobby.

Como es sabido, ante la conveniencia de que el Empresariado sectorial contase con una sola voz y el reiterado requerimiento del Gobierno y la Oposición de contar con un único interlocutor del Sector Turístico, la CEOE invitó a Exceltur (y la Mesa del Turismo) a incorporarse al Consejo del Turismo.

Con la aprobación del presidente de CEOE, Joan Rosell, el presidente del Consejo Empresarial de Turismo, Joan Gaspart, creó una nueva Comisión Permanente —que se reúne por separado del propio Consejo, y en la que se consensúan las grandes decisiones—, en la que se nombró vicepresidente al presidente de Exceltur (pese a no contar con rango equivalente el presidente de CEHAT), incorporando además al vicepresidente ejecutivo del lobby como miembro de pleno derecho de la influyente Comisión Permanente, a diferencia de sus homónimos en CEAVyT y CEHAT.

La interlocución unificada del empresariado, en cuestión

El objetivo de esta integración de los lobbies en torno al Consejo de Turismo de CEOE (y su resolutiva Comisión Permanente) era, precisamente, que este órgano y su presidente fuese la voz unificada del Sector Turístico, esto es, el interlocutor único requerido por los Poderes Públicos y la Sociedad. Sin embargo, no parece que ello sea así, a la vista de la heterodoxa actuación del gerente del lobby, José Luis Zoreda.

Cabe recordar que, frente a la reducida representación del lobby de grandes empresas —en el que están presentes menos de un tercio de los establecimientos hoteleros o de los agentes de viajes—, las Confederaciones Españolas de Hoteles y de Agencias (CEHAT y CEAVyT) representan al Sector del alojamiento español, tanto hoteles independientes como cadenas hoteleras en más de 14.000 establecimientos, y en torno a 1.500 casas centrales de agencias de viajes, lo que les hace ostentar la condición de legítimos representantes de los intereses generales del Sector, frente a los intereses particulares de los lobbies.

Al igual que ocurriera con la participación de Exceltur en la primera comparecencia del ministro Soria ante la opinión pública —en la que la CEOE y las Organizaciones sectoriales brillaron por su ausencia—, las reuniones previas y por separado de este reducido lobby de grandes empresas parecen evidenciar la pretensión de Exceltur de detentar ante el Gobierno de España y la opinión pública una representatitividad que no ostenta. Exceltur falta así al pacto con CEOE, en virtud del cual se incorporaron al Consejo de Turismo (y a su Comisión Permanente), cuestionando en la práctica el papel y la función que corresponde a los legítimos representantes del Sector.