www.nexotur.com

El nuevo ministro de Turismo de Túnez avanza que habrá una política de mayor calidad en los destinos turísticos del país

miércoles 11 de enero de 2012, 01:00h

Elyes Fakhfakh, miembro del Partido Social Demócrata para el Trabajo y las Libertades, ha sido nombrado ministro de Turismo de Túnez., en sustitudicón de Mehdi Houas. Así, ha avanzado que habrá una política de calidad en los destinos potenciando las regiones del sur y los elementos de identidad.

Fakhfakh ha asegurado que durante los primeros meses de su mandato, mostrará al Sector Turístico mundial las novedades y estrategias de su gabinete para este año. Asimismo, ha señalado que esta nueva etapa es "un periodo que Túnez afronta con ilusión tras las elecciones democráticas del pasado mes de octubre a pesar de la crisis del año anterior".

"Recuperar la confianza dentro de nuestras fronteras, luchar contra el desempleo y las disparidades regionales" son algunos de los objetivos del nuevo ministro electo. "En el exterior tenemos que cumplir de manera transparente", ha apuntado, subrayando que "Túnez sigue siendo moderna y abierta a todos los visitantes como siempre lo ha sido".

Túnez tiene ‘un fuerte potencial turístico’

Nacido en Túnez en 1972, Fakhfakh es ingeniero de profesión y tiene una amplia experiencia internacional en los principales grupos turísticos locales e internacionales. Durante su carrera profesional, en el que ha pasado por la empresa privada a nivel nacional e internacional, ha centrado sus funciones en cuestiones de modernización, reestructuración y marketing.

El nuevo ministro reconoce que se enfrenta a una serie de problemas estructurales pero insiste en que Túnez tiene un fuerte potencial turístico heredado de los años 60. "Este potencial hay que modernizarlo para ser más ambicioso en un sector cada vez más competitivo", ha asegurado, agregando que "estamos a tiempo, y somos muy conscientes de que la temporada 2011/2012 será un nuevo desafío de cara a devolver la confianza al turista y a las empresas internacionales".

La entrada de turistas a Túnez desde enero de 2011, una vez el presidente Ben Alí salió del país, ha descendido un 33,3%, hasta los cuatro millones de visitantes. De este modo, se han perdido unos dos millones de viajeros en comparación con el año anterior. En lo que respecta al mercado emisor europeo, han llegado al país 1,9 millones, un 45,1% menos.