www.nexotur.com

El Turismo modera su elevado dinamismo, aunque prevé cerrar 2011 con un ascenso del 8%, según el Banco de España

viernes 30 de diciembre de 2011, 01:00h

El Banco de España considera que los últimos indicadores publicados respecto al Turismo apuntan a "una moderación del elevado dinamismo" mostrado por el Sector desde mediados del año 2010, según se recoge en su último Boletín Económico. La inestabilidad política del Norte de África no se prolongará "mucho tiempo más", advierte el informe Coyuntur.

La institución presidida por Miguel Ángel Fernández Ordóñez señala que las entradas de turistas extranjeros en noviembre aumentaron un 3,6% interanual, frente al alza del 8% registrada en octubre, y las pernoctaciones de no residentes crecieron un 6,2%. Por otra parte, el gasto total realizado por los turistas no residentes, medido en términos nominales, ha aumentado un 8,4% interanual en los diez primeros meses del año.

De continuar la tendencia de crecimiento de la demanda extranjera, el pronóstico es cerrar el año 2011 con 56,8 millones de turistas, lo que se traduciría en un ascenso del 8%, superior al 1% registrado en 2010, y un aumento del 8% del gasto realizado, según el boletín trimestral de coyuntura turística, Coyuntur, elaborado por el Instituto de Estudios Turísticos (IET). De cumplirse, el Turismo en España podría vivir su cuarto mejor año, ya que los ingresos del Sector superan ya los logrados en 2010, aunque todavía estaremos lejos de los 59 millones de euros logrados en 2007, año récord.

"Los niveles de turistas y gastos previstos para el año 2011 alcanzarán cifras similares a la etapa previa a la crisis aunque debido en gran parte a los efectos de la Primavera Árabe y el consecuente trasvase de turistas hacia España", apunta el informe. No obstante, advierte, "parece evidente que la inestabilidad política vivida en el Norte de África no se va a prolongar mucho tiempo más", por lo que, apunta que una alternativa para hacer frente a la caída de la demanda externa en los próximos años sería "impulsar una política empresarial de fidelización del cliente, que trate de recuperar ciertos colectivos que abandonaron hace años las vacaciones en España y las sustituyeron por su disfrute en sitios alternativos.