www.nexotur.com

Agentes y hoteleros confían en que ‘la amenaza de la crisis sísmica de El Hierro se convierta en el futuro en una oportunidad’

APAV destaca que los establecimientos turísticos de la isla ‘están abiertos y empiezan a levantar cabeza’

miércoles 23 de noviembre de 2011, 01:00h

La situación que atraviesa El Hierro ha provocado la "cancelación masiva de reservas". Sin embargo, mientras que los establecimientos de la isla han logrado compensar en parte esta caída con la llegada de científicos y periodistas, de cara al futuro el Sector espera que lo sucedido "sea un aliciente".

La crisis sísmica que sufre El Hierro desde hace varios meses ha supuesto un antes y un después para una de sus principales fuentes ingresos, el Turismo. Aunque la llegada de científicos, medios de comunicación y curiosos ha evitado un desplome total en la entrada de viajeros, el gran atractivo de la isla, el submarinismo, se ha visto muy afectado por las erupciones volcánicas, especialmente en La Restinga.

Según las últimas cifras publicadas por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC), en el mes de octubre se alojaron en los establecimientos hoteleros de la isla poco más de 1.000 personas, frente a los más de 1.400 del mismo periodo del año anterior. De este modo, El Hierro ha recibido en torno a 400 turistas menos.

Además de esta caída de más del 28%, tanto hoteleros como agentes de viajes siguen mostrando su preocupación por las "cancelaciones masivas". La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (ASHOTEL) advierte de que "apenas hay reservas para los meses de noviembre, diciembre y enero". Para corregir esta tendencia, reclama que "se haga hincapié en que la isla sigue siendo un lugar seguro, ya que hay toda una estrategia para garantizar la seguridad de los habitantes y también de los visitantes".

Un aliciente para el Turismo

Por su parte, en representación de las agencias de viajes, el vicepresidente de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes de Tenerife (APAV), Daniel Estarella, muestra un cierto optimismo, resaltando que "los establecimientos están empezando a trabajar y a levantar cabeza". Sin embargo, reconoce que a pesar de apreciarse una ligera "recuperación de la demanda, el 80% de la gente va a pescar y hacer submarinismo, y en zonas como La Restinga ahora mismo no es posible".

Por otro lado, tanto ASHOTEL como APAV coinciden en destacar que una vez reconducida la situación, el Turismo puede verse beneficiado. Así, los hoteleros consideran que la amenaza puede convertirse en una oportunidad, "puesto que hay un turista que demanda y está dispuesto a acudir a aquellos lugares en los que está teniendo lugar un fenómeno natural de singular importancia, como puede ser una erupción volcánica". En los mismos términos se expresa el vicepresidente de APAV, que recalca que "una vez que se recupere y que el temor desaparezca, todo esto será un aliciente para el Turismo".