www.nexotur.com

APAVT advierte del impacto que tendrá el aumento de los impuestos para el destino Portugal y las empresas turísticas

El Gobierno portugués subirá el IVA, limitará las deducciones fiscales y recortará el gasto público en 2012

viernes 21 de octubre de 2011, 01:00h

El proyecto presupuestario para 2012 presentado por el Gobierno de Portugal, que incluye más impuestos y recortes del gasto público, afectará de lleno a la competitividad del destino y a la rentabilidad de las agencias. APAVT advierte que su aplicación "será catastrófica para el negocio".

Las agencias de viajes portuguesas, que ya atraviesan una situación delicada por la debilidad del consumo interno, se enfrentarán a un nuevo escollo a partir de 2012. El proyecto presupuestario presentado hace escasos días por el Gobierno de Portugal contempla un aumento generalizado de impuestos, límites a las deducciones fiscales e importantes recortes en el gasto público.

Estas medidas, que por ejemplo supondrán un incremento de 10 puntos porcentuales del IVA en los servicios de restauración, tendrán un "impacto en la competitividad de los destinos turísticos del país y en la rentabilidad del Sector", alerta la Asociación Portuguesa de Agencias de Viajes y Turismo (APAVT). Así, reconoce que las temporadas de invierno y de verano "ya se han visto afectadas por esta incertidumbre".

Las empresas turísticas deberán absorber el IVA

La Asociación recalca que esta impopular medida se sumará "al aumento de los tipos de interés y a la actual situación financiera". Además, advierte de que "para poder competir el Sector Turístico no puede reflejar el aumento del IVA en los precios, por lo que tendrá que absorberlo", reduciendo aún más sus márgenes. A su juicio, ésta será la única forma para "combatir la oferta de destinos fuera de la Unión Europea, así como la de los que cuentan con impuestos excepcionales, como es el caso de Canarias".

En definitiva, APAVT alerta de que "sin lugar a dudas esta medida será catastrófica para el negocio" y que la "rentabilidad se reducirá considerablemente". Asimismo, "el impacto sobre el empleo es una consecuencia inevitable".