www.nexotur.com

La Diputación Provincial de Sevilla ‘abraza’ la religión para promocionar su oferta turística y alojativa en el extranjero

Las acciones de Turismo de Sevilla se dirigirán a mercados "con cierta afinidad", como Irlanda, Polonia o Italia

viernes 08 de febrero de 2008, 01:00h

La provincia de Sevilla cerró 2007 con un 12% de aumento en sus pernoctaciones de las cuales, el 66% correspondieron a residentes, mientras el 33% fueron extranjeras, según cifras de la Diputación, que pretende impulsar la llegada de visitantes a través de la promoción de su oferta cultural y religiosa.

Excluida la capital, las pernoctaciones en la provincia de Sevilla alcanzaron 1.068.061 durante el pasado 2007; un 12% más que en 2006 y por encima del 21% en comparación con el ejercicio anterior. El número de viajeros alojados -592.550- supuso también un incremento del 15,2% respecto al año 2006. Un balance que, a juicio del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, "nos hace ser muy optimistas ante el futuro de esta actividad y el desarrollo de nuestros municipios".

La evolución en la entrada de turistas y en las pernoctaciones también muestra señales para mantener el "optimismo", registrándose un "significativo incremento" en las pernoctaciones de los extranjeros que se sitúa en el 18% durante 2006 y en un 44% más si se compara con las cifras obtenidas en 2005, según las cifras hechas públicas por Rodríguez Villalobos.

En cuanto a la procedencia del visitante nacional, los viajeros y las pernoctaciones en la provincia de Sevilla en 2007  correspondieron fundamentalmente a residentes andaluces (40,17% de los viajeros y 36,86% de las pernoctaciones). Seguidos de los procedentes de la Comunidad de Madrid (24,95% y 24,64%, respectivamente); y  Cataluña, que representa el 9,28% de los viajeros en la provincia y el 10,34% de las pernoctaciones.

Promoción de la oferta religiosa y folclórica

Aunque la Diputación hizo especial hincapié en la promoción de la Semana Santa sevillana durante la pasada edición de Fitur, Villalobos asegura que este evento es "muy estacional", por lo que se está buscando un producto "mucho más amplio y permanente, como es el turismo religioso". Como destaca el presidente de la Diputación, se trata de mostrar una oferta que contará "desde recorridos por zonas monumentales y culturales, hasta manifestaciones de carácter religioso, pasando por artesanía y gastronomía vinculadas a este fenómeno", asegura.

Las actuaciones de promoción previstas por la provincia se centrarán en mercados extranjeros que "muestran un especial interés por este tipo de turismo", asegura Villalobos, como son Irlanda, Polonia o Italia. Otras manifestaciones culturales como el flamenco, que atrae anualmente cerca de 350.000 visitantes al destino sevillano, también van a ser objeto de promoción por parte de la entidad.