www.nexotur.com

LA UNIDAD ESTÁ MÁS CERCA

¿Por fin, todos a una?

Nunca han estado las agencias tan cerca de una verdadera unidad asociativa como hoy, pese a las resistencias

lunes 10 de octubre de 2011, 01:00h

La inmensa mayoría de las Asociaciones de agencias españolas han dicho sí a su integración en la Confederación Española de Agencias de Viajes y Turoperadores (CEAVyT). La penúltima ha sido la catalana ACAV (sea bienvenida) y la última —una vez lo apruebe en asamblea— sería la decana UNAV.

Con esta extraordinaria nómina de 34 Asociaciones (incluidas las AEDAVE Autonómicas), se unirán en la Confederación los colectivos de agencias con mayor masa crítica y las más pequeñas. En suma, la práctica totalidad de agencias asociadas y, por tanto, el grueso del Sector.

Pero es precisamente en estos momentos, ahora que el gran anhelo sectorial está tan cerca, cuando cabe pedir a todos los dirigentes un último esfuerzo de generosidad y altura de miras. Nada debiera impedir (porque poder se puede) la culminación de este logro. Ni esos eternos personalismos, inherentes a la naturaleza humana. Ni las veleidades y ambiciones personales, a las que ningún sector es ajeno. Ni las aversiones o la falta de química con quien ha sido democráticamente elegido. Y, menos aún, las maniobras en contra de quienes han puesto siempre obstáculos a la tantas veces frustrada unificación. Maniobras desde fuera, a cargo de proveedores a los que interesaba unas agencias desunidas y débiles, y desde dentro, como las llevadas a cabo por algún gerente que hizo del Sector un auténtico campo de pruebas para las enseñanzas de Maquiavelo.

Tampoco la Prensa sectorial ha sido precisamente una ayuda en este proceso integrador. Por el contrario, sistemáticamente se han defendido —por parte de quienes decían informar con independencia— los intereses de grandes proveedores a los que no convenía la unión. Cuando no se ha disparado directamente contra el Asociacionismo, por su falta de sumisión a los medios. O se han alimentado opciones nacionalistas, como ariete para dividir y cuestionar a las grandes Organizaciones representativas.

Pero, más que poner el foco sobre quienes han dificultado (o ninguneado) este vital proceso —hasta el punto de que las informaciones al respecto han brillado clamorosamente por su ausencia—, es de justicia agradecer públicamente la labor de quienes han trabajado, sin desmayo y en silencio, para hacer posible una unidad que está hoy más cerca que nunca.

En primer lugar, todos deben agradecimiento y apoyo leal al líder del Sector, Rafael Gallego, quien ha desplegado una actividad (y una capacidad para unir voluntades) verdaderamente extraordinaria. Desde que el presidente de UNAV, la Asociación con mayor número de puntos de venta en sus filas (y presidente nato de FEAAV), rechazara presidir la Federación y, por ende, liderar el proceso de unidad, Gallego ha logrado concitar a los suyos de la Federación, y unir al resto del Sector.

Reconocimiento que debiera hacerse extensivo (incluso otorgándoles la nonata Medalla de Oro de las Agencias de Viajes), a quienes han hecho tanto desde ambas orillas; y que bien pudiera personalizarse en Vicente Blasco, desde AEDAVE, y Matilde Torres, desde FEAAV (y UNAV). Sin olvidar a las demás Asociaciones, entre los que destacan exponentes tan positivos como Rafael Serra, en UCAVE (y, pronto, ACAV). Sin que estos tres ejemplos supongan ignorar a todos y cada uno de quienes tanto han puesto para hacer posible la unión. Incluyendo a los gerentes, como Mercedes Tejero y Pedro Fernández, cuya lealtad al proceso contrasta con la labor de zapa tristemente llevada a cabo por alguno de sus antecesores.

Quedan aún por salvar las últimas resistencias al cambio y, sobre todo, el establecimiento de una convivencia (que no siempre será fácil), para la que es esencial el respeto a las mayorías y, en suma, a la democracia interna... y al Sector.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.