www.nexotur.com

Grandes Viajes: el imperio Catai

El mayorismo de grandes viajes se concentra en el mercado español, tras las caídas de Nobel y Mundicolor

miércoles 21 de septiembre de 2011, 01:00h

La caída de Nobeltours en esta temporada de verano es el penúltimo capítulo del imparable proceso de concentración empresarial que vive el mayorismo de viajes en el mercado Emisor español. Un proceso que, en el caso del mercado de los grandes viajes, resulta especialmente traumático.

El goteo de cierres de pequeñas mayoristas especializadas de los últimos años, tiene su contrapunto, precisamente, en el crecimiento y especialización de las grandes. Es el caso de los turoperadores de Orizonia —cuya anterior estrategia multimarca no ha dado los resultados esperados—, cuyo actual gestor ha renunciado al abanico de mayoristas reunido por su antecesor, simplificando y reduciendo sus marcas. Sin embargo, pese a la hibernación de mayoristas históricas como Turavia, Orizonia mantiene su joven mayorista de grandes viajes (Kirunna Travel), ante la necesidad de prestar atención al importante segmento del gran viaje.

En el polo opuesto, Globalia mantiene su estrategia de apostar por un solo gran turoperador, Travelplan, que habría desplazado del liderazgo en facturación y número de clientes a Iberojet, no al conjunto de mayoristas de Orizonia, y que hoy pugna por ensanchar clientela en Italia y Francia.

El mayorismo de grandes viajes se ha visto sacudido en los últimos años por la traumática desaparición de Tiempo Libre, cuya marca Mundicolor —basada en vuelos regulares de Iberia— le aseguraba una parte de la tarta, junto a la quiebra de Horizontes, integrada en Viajes Marsans, y antes de Club de Vacaciones (vampirizada por Pullmantur, que devino en turoperador de masas y en crucerista líder).

Madrid, Cataluña y País Vasco son las tres grandes plazas del importante segmento de los grandes viajes. Y si en el País Vasco una parte del mercado fue captado por Travelplán a raíz de la compra de Viajes Ecuador, los turoperadores han sufrido en Cataluña una existencia azarosa, del que Ambassador Tours (y Juliatours) son claros exponentes.

Punto y aparte son los turoperadores de tamaño medio, representados por un caso excepcional: Politours (ni Cóndor, hoy en Orizonia, ni Panavisión son en puridad mayoristas de grandes viajes, sin contar a la capitidisminuida Soltour), que aunque abocados a integrarse en grupos, siguen en solitario.

Todo lo contrario que Kuoni, filial española del turoperador suizo, que estudia fórmulas de integración para potenciar una marca de referencia en el mercado español de grandes viajes.
Y, claro, TurMundial, mayorista exclusiva de Viajes El Corte Inglés, que siempre apostó por este segmento.

En este universo, en permanente tensión, la mayorista reina de los grandes viajes en España es Catai Tours. ¿Causas? Una línea de estabilidad y de constante crecimiento (gracias a la brillante gestión de su presidenta); estar instalada en una inusual rentabilidad (jamás ha dado pérdidas); gozar de una envidiable solvencia (tras la entrada de capital riesgo con vocación de permanencia); y tener una programación sin parangón (por los servicios de receptivo que atesora). Posición que fortalecerá aún más con una importante incorporación en su accionariado.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.