www.nexotur.com

El Palacio de Congresos de Ibiza se presenta en Fitur como una apuesta para favorecer la desestacionalización

El recinto tendrá un auditorio con capacidad para más de 1.000 personas y un salón de actos para 437

viernes 01 de febrero de 2008, 01:00h

El Palacio de Congresos de Ibiza se presentó ayer en Fitur como instrumento para favorecer la desestacionalización e impulsar el Mercado de Reuniones. Así lo afirmaron los representantes de las Administraciones locales que ven la necesidad de explorar un sector desconocido en las islas.

Al acto asistieron el alcalde de Santa Eulalia del Río (localidad que albergará la instalación), Vicente Marí, la concejala de Turismo del municipio, Carmen Ferrer, la consejera de Turismo del Consejo Insular, Pepa Marí, y el director de Promoción Turística, Joan Sastre.

En palabras de la consejera de Turismo, este proyecto es una "pieza de toque" para afrontar una oferta diferente y servirá para "poner en valor" el resto de infraestructuras turísticas que puedan estar infrautilizadas durante los periodos ajenos a la temporada turística.

Igualmente, precisó que para financiar la segunda fase ya se están ofreciendo vías de solución por parte de las Administraciones para encontrar inversión. Asimismo, el alcalde de Santa Eulalia estimó que se espera conseguir un afluencia de entre 2.000 y 3.000 personas y que el Palacio de Congresos supone desarrollar un sector "apenas explorado" en la isla como es el Mercado de Reuniones, además de "fomentar la desestacionalización" de Ibiza como destino.

Por su parte, la concejala de Turismo del municipio agregó que a partir de hoy se procederá a la apertura de un concurso público para elegir la imagen corporativa de la instalación y destacó las condiciones naturales de la ubicación del centro.

Algunas características del palacio

El Palacio de Congresos de Santa Eulalia del Río tiene un valor aproximado de 45 millones de euros. La primera fase, que está terminada, ha contado con una inversión de cerca de seis millones de euros, de los que casi 4,5 millones han sido costeados por el Govern y la segunda fase se estima en un valor de 36 millones de euros.

La instalación integra en un sólo recinto el auditorio de congresos y el centro cultural. El auditorio está formado por un gran salón planteado como un lugar transformable de acuerdo al uso: desde una gran Sala de Congresos-Auditorio con 1.243 butacas que, con una primera división, se trasforma en una sala para teatro, danza y congresos con 840 butacas y otra de conciertos y congresos con 403 plazas, además cuenta con un espacio escénico con una superficie útil de 15 por 20 metros y una concha acústica que se plegará sobre el escenario para los conciertos.

Por su parte, el centro cultural, que se encuentra terminado, tiene un salón de actos para 437 personas y su objetivo es dar a conocer la oferta cultural de la isla mediante exposiciones, conciertos o representaciones teatrales. En la planta de acceso se ubica el restaurante, presentado como un gran espacio conectado con el palacio de congresos que permite ser dividido en tres grandes comedores.