www.nexotur.com

La facturación hotelera en España crecerá un 7% este año situándose en los 11.500 millones según revela un estudio realizado por DBK

El número de pernoctaciones en hoteles de cuatro y cinco estrellas aumentó, en 2010, un 10% y un 18%

jueves 23 de junio de 2011, 01:00h

Tras recuperar la tendencia de crecimiento en 2010, el sector hotelero español está viéndose favorecido en 2011 por la inestabilidad política en algunos destinos alternativos, la mejora de la coyuntura económica en los principales países emisores de turistas y por la tendencia al alza de la demanda empresarial.

De este modo, en 2011 la facturación sectorial podría crecer en torno a un 7% y situarse próxima a los 11.500 millones de euros. Estas son algunas conclusiones del estudio Sectores publicado recientemente por DBK.

Según DBK, filial de Informa D&B (Grupo Cesce), la facturación de los establecimientos hoteleros creció un 6,5% en 2010, lo que permitió alcanzar los 10.700 millones de euros, tras el sensible retroceso que había experimentado en el año anterior. La mejora de la actividad económica en algunos de los principales países emisores de turistas hacia España y la ligera recuperación del consumo doméstico son dos de los principales factores que permitieron el positivo comportamiento de la demanda hotelera. Así, el número de viajeros españoles alojados creció un 3%, mientras que la demanda extranjera aumentó un 12%.
 
En 2010 se produjo un ligero incremento de la estancia media de los turistas, de forma que el número total de pernoctaciones se incrementó en un 7%. Asimismo, el desplazamiento de la demanda hacia las categorías más altas siguió impulsando la cifra de media de ingresos por viajero. El número de pernoctaciones en hoteles de cuatro y cinco estrellas aumentó un 10% y un 18%, respectivamente, de forma que este tipo de establecimientos absorbieron ya la mitad del total.
 
El segmento de hoteles de ciudad, favorecido por el dinamismo del turismo cultural y de negocios, registró una evolución algo más favorable que el vacacional. No obstante, este último representó cerca de las dos terceras partes del volumen de negocio. La demanda continuará mostrando una positiva evolución en el bienio 2011-2012, impulsada por los problemas sociopolíticos en destinos alternativos, la mejor coyuntura económica en algunos países y las acciones de promoción de España como destino turístico. El volumen de negocio sectorial podría experimentar un crecimiento de alrededor del 6-7% anual en el bienio 2011-2012, hasta situarse en torno a 12.200 millones de euros en el último año. Esta evolución permitiría superar el máximo alcanzado en 2008.
 
Estructura de la oferta
 
En la temporada alta de 2010 se contabilizaban 16.931 establecimientos hoteleros abiertos al público, cifra similar a la del año anterior. El número de hoteles creció un 3%, compensando el descenso del número de hostales. Por su parte, el número total de plazas aumentó un 2,5%, hasta 1,69 millones. Se aprecia un mayor crecimiento de las categorías más altas, de modo que la oferta de plazas aumentó un 6,5% en hoteles de 5 estrellas y un 5,5% en establecimientos de 4. Los de tres estrellas, por su parte, registraron un aumento del 2%, en tanto que el resto experimentó un descenso.
 
El volumen de empleo retomó la tendencia alcista en 2010, aumentando un 1,5%, hasta el entorno de los 190.000 trabajadores. Los hoteles absorbieron el 92% del número total de empleados. Las cadenas continúan ganando cuota de mercado, si bien el sector sigue caracterizándose por su atomización. Las cinco primeras cadenas alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 20% en 2010, en tanto que las diez primeras absorbieron el 29% del volumen de negocio.