www.nexotur.com

El presidente de Iberia llama la atención sobre los ‘tráficos artificiales’ que vienen de la mano de subsidios públicos o privados

Vázquez advierte a las Administraciones de que ‘cuando desaparecen las ayudas las compañías aéreas se van’

lunes 25 de abril de 2011, 01:00h

Las ayudas a determinadas aerolíneas low cost siguen siendo objeto de crítica por parte de las aerolíneas convencionales. En esta ocasión ha sido el presidente de Iberia , Antonio Vázquez, quien denuncia la existencia de "tráficos artificiales", llamando a la cautela a la hora de gestionar estos subsidios para activar la demanda.

Si a principios de mes era el director general de Air Berlin, Álvaro Middelmann, quien denunciaba la existencia de rutas "solamente sustentadas en subvenciones públicas", ahora es el turno del presidente de Iberia y de International Airlines Group (IAG), que reclama "cautela" a la hora de gestionar estos subsidios para activar la demanda. Vázquez llama la atención sobre los "tráficos artificiales" que vienen de la mano de estas ayudas públicas o privadas, ya que, "cuando desaparecen, la aerolínea se va", en clara referencia a Ryanair.

"No existe ningún caso en el que finalizada la subvención la compañía aérea crezca a velocidad de crucero", apunta. Por ello, el máximo responsable de IAG apuesta por "aprovechar las alegrías" que está viviendo el Turismo para reforzar la oferta en materia de inversión y promoción.

Apuesta por los mercados emisores emergentes

Para Vázquez, el Turismo necesita "buscar, trabajar y promover nuevos yacimientos turísticos procedentes de mercados emergentes donde haya peces que pescar" y donde el nivel de gasto sea más elevado. Así, destaca el potencial de Iberoamérica, donde Brasil ha crecido un 52% como mercado emisor, Rusia, con un 26% más de turistas, y China, con un 17% más. En este sentido, recuerda que de la demanda de Iberia el 67% corresponde al largo radio, el 21,9% al medio y el 11,1% al tráfico doméstico.

Por otro lado, el presidente de la aerolínea española asegura que para Iberia "es una obsesión" que el AVE llegue a Barajas, ya que la posibilidad de interconectar el tren y el avión les permitirá convertirse en "un gran soporte de desplazamiento para el corto y medio radio". "Somos absolutamente partidarios y estamos trabajando codo con codo con el Ministerio de Fomento, porque queremos jugar en primera división", subraya.

Finalmente, el presidente de Iberia e IAG lamenta que se siga pensando que las compañías aéreas son las últimas en dar la cara frente a los pasajeros cuando "no tienen la culpa ni de las cenizas volcánicas ni del conflicto de los controladores aéreos". Al respecto, aboga por una evolución de la normativa sobre los derechos de los consumidores.