www.nexotur.com

Renfe cuenta ya con una cuota del 74% en la ruta Madrid-Valencia, lo que ha provocado la marcha de algunas compañías aéreas

Belén Juste: ‘El transporte aéreo sigue siendo competitivo, pero cambian los mercados y los escenarios’

jueves 31 de marzo de 2011, 01:00h

En poco más de tres meses, el AVE se ha hecho con la ruta Madrid-Valencia. Con su irrupción el 19 de diciembre la movilidad en tren es ya el triple que hace un año, cuando operaba el Alaris, alcanzando los 5.800 viajeros diarios. De hecho, el tren cuenta ya con una cuota de mercado del 74% frente al avión.

El tren se ha convertido en el medio de transporte con mayor afluencia de pasajeros entre Madrid y Valencia. Mientras que en el corredor Madrid-Barcelona alcanza una cuota inferior al avión, con un 46% de los pasajeros, en esta nueva ruta ferroviaria, inaugurada el pasado 19 de diciembre, ya concentra el 74% de los desplazamientos.

El AVE Madrid-Valencia ha transportado en sus 100 primeros días de funcionamiento un total de 510.000 viajeros, el triple de los que utilizaban el Alaris en el mismo periodo del año anterior. Asimismo, su media diaria ha pasado de los 4.300 viajeros de enero a 5.800 en marzo, alcanzando un nivel de ocupación del 70%.

El crecimiento del AVE provoca el abandono de algunas aerolíneas

Tal y como adelantó NEXOTUR, la feroz competencia del transporte ferroviario ha provocado la marcha de algunas aerolíneas. La primera en dejar de operar esta ruta ha sido Ryanair, que justifica su decisión explicando que "han surgido otras oportunidades de aprovechar esta capacidad de aviones y, dado el fuerte incremento de pasajeros del AVE, es mucho más interesante desviar nuestras operaciones a otros destinos". También Iberia ha eliminado recientemente sus conexiones, aunque mantendrá las operaciones de su filial, Air Nostrum.

Respecto a este efecto negativo de la llegada del AVE, la consejera de Turismo de la Comunidad Valenciana, Belén Juste, señala a NEXOTUR que "hay que respetar estas decisiones empresariales". "El escenario aéreo es muy variable hoy en día y las aerolíneas diseñan nuevas rutas y dejan de operar otras en función de la ley de la oferta y la demanda, que es la que siempre rige todos los mercados", añade.

No obstante, la consejera considera que estas estrategias "no son una pérdida de competitividad en Manises, sino una reorientación de sus intereses". "En el caso de Ryanair, el mismo día que anunciaba su decisión presentaba otras cuatro nuevas rutas con el mercado británico y los países del Este", lo que a su juicio demuestra que "el transporte aéreo sigue siendo muy competitivo y lo que cambian son los mercados y los escenarios". Finalmente, Juste destaca que durante la temporada de verano (del 27 de marzo al 29 de octubre) el aeropuerto valenciano "operará 204.106 plazas de salida y aproximadamente el mismo número de llegadas".