www.nexotur.com

BALANCE POSITIVO

Sol Meliá obtiene unos beneficios de 50,1 millones en 2010, lo que supone un 31% más que el año anterior

El Revpar de 2010 registró una mejora del 8,9%, del cual un 51% "es imputable" al aumento del precio medio

miércoles 02 de marzo de 2011, 01:00h

La cadena hotelera Sol Meliá registró en el ejercicio 2010 un beneficio atribuido de 50,1 millones de euros, lo que representa una mejora del 31,4% con respecto al ejercicio anterior, cuando ganó 38,1 millones según informó la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta mejora en los resultados obedece principalmente a una tendencia de crecimiento durante todo el ejercicio especialmente acusada en el cuarto trimestre, cuando aumentó un 13% su RevPar --ingresos por habitación disponible-- y a una "significativa" mejora trimestral del beneficio bruto de explotación (Ebitda).

El resultado de explotación del grupo alcanzó los 141 millones de euros, lo que supone una mejora del 34,9%, mientras que el beneficio antes de impuestos llegó a los 63,9 millones, un 18,5% más.

La cifra de negocio de la cadena hotelera balear alcanzó los 1.250 millones de euros, lo que supone una mejora del 8,9% con respecto al ejercicio anterior. El Ebitda anual alcanzó los 235 millones, un 16,5% más.

El Revpar de 2010 registró una mejora del 8,9%, del cual un 51% "es imputable" a el aumento del precio medio. El grupo generó ahorros gracias a su programa de optimización de costes que impactaron positivamente en el Ebitda.

"Sol Meliá ha seguido demostrando su capacidad de generar resultados sólidos y sostenibles y una gran fortaleza en las palancas clave de la gestión: ingresos, costes, riesgos, balance y liquidez", destacó el grupo, que ha actualizado en 2010 su mapa de riesgos, consiguiendo mantener en niveles "mínimos" el efecto de catástrofes naturales (terremoto de Haití, crisis de las cenizas volcánicas, vertido del Golfo de México) y su "limitada exposición en el Norte de África y Oriente Próximo.

Además, la compañía destaca que el reciente impacto de las crisis en destinos de África y Oriente Próximo está siendo compensado por destinos alternativos como Canarias, por lo que no tendrá efectos negativos para el grupo "sino más bien al contrario".

Planes de expansión

En 2010, la compañía ha firmado 27 hoteles en proceso de incorporación durante los próximos tres años, la mayor parte de ellos en fórmulas intensivas de capital como los contratos de gestión, y se priorizarán las categorías 'premium' y superior.

Sol Meliá prosigue con sus planes de expansión en destinos prioritarios como Europa y Latinoamérica, pero a su vez mantiene una apuesta en firme por el mercado asiático y norteamericano, o destinos exóticos como la Isla de la Sal, en Cabo Verde.