www.nexotur.com

IAG, la nueva Iberia-British, registra un beneficio de 100 millones en 2010 frente a las pérdidas de 777 millones de 2009

El grupo destaca que el largo radio mantiene su dinamismo, aunque el corto ‘es extremadamente competitivo’

lunes 28 de febrero de 2011, 01:00h

International Airlines Group (IAG) ha reportado un beneficio después de impuestos pro-forma de 100 millones de euros en 2010. En su primera presentación de resultados conjuntos de Iberia y British, la cifra de negocios del grupo aéreo se sitúa en 14.798 millones, un 10% más que en el año pasado.

IAG, grupo resultante de la fusión de Iberia y British Airways, registra en 2010 un beneficio después de impuestos pro-forma de 100 millones de euros, frente a las pérdidas de 777 millones del ejercicio anterior. El grupo aéreo, el tercero de Europa por ingresos, ha alcanzado una cifra de negocios de 14.798 millones de euros, lo que representa una mejora del 10% respecto a 2009, cuando facturó 12.456 millones. Los costes por combustible se han situado en 3.908 millones de euros, lo que supone un descenso del 2,7% respecto a 2009.

En cuanto al resultado del cuarto trimestre, IAG presenta unas ganancias de 90 millones de euros. En este sentido, el grupo aéreo precisa que "excluyendo alteraciones y una serie de partidas no recurrentes", habría ganado en este periodo 196 millones. Asimismo, su consejero delegado, Willie Walsh, afirma que el resultado se ha visto afectado por "las duras condiciones meteorológicas en Reino Unido y por la huelga de controladores españoles, que causaron alteraciones operativas en las aerolíneas". En este sentido, Walsh recuerda que el plante de los controladores ha causado unas pérdidas de 71 millones de euros.

Iberia gana 89 millones de euros

La cifra de negocios del último trimestre se sitúa en 3.812 millones de euros, un 13,4% más que en 2009. En cuanto al coste por combustible, pese al descenso experimentado en el global del año, se ha incrementado un 5,2%, hasta los 989 millones de euros. Al respecto, Walsh ha mostrado su preocupación, señalando que "estamos siguiendo muy de cerca la inestabilidad política de Oriente Próximo y su impacto en los precios del combustible".

Por su parte, el presidente de IAG, Antonio Vázquez, destaca que el grupo aéreo ha alcanzado una posición de caja "sólida" de 4.352 millones de euros y que su deuda se ha reducido en 430 millones, hasta 895 millones. De cara al futuro, apunta que el negocio de largo radio mantiene su dinamismo, especialmente en el segmento premium, aunque el mercado europeo de corto radio "sigue siendo extremadamente competitivo".

Analizando la evolución de Iberia en 2010, la compañía aérea registra un beneficio atribuido de 89 millones de euros, frente a las pérdidas de 273 millones de 2009. La cifra de negocio de la aerolínea presidida por Antonio Vázquez se sitúa en 4.582 millones de euros, un 8,3% más, mientras que el Ebitdar alcanza los 493 millones. Los costes por combustible de Iberia, que representan el 22,4% de sus gastos operativos, superan los 1.070 millones de euros, un 9,6% menos que en 2009.

Por otro lado, en su primer mes de cotización en la Bolsa de Madrid y de Londres, IAG ha cedido un 17,6%, hasta los 2,65 euros, frente a los 3,35 euros de referencia con los que debutó. Así, su capitalización se ha situado en 4.898 millones de euros, por debajo de los 6.300 millones previstos en su salida al mercado, pero se mantiene como la segunda compañía aérea en Bolsa.