www.nexotur.com

Agencias y aerolíneas pretenden llegar a la próxima APJC con un planteamiento sobre el BSP que favorezca a ambas partes

Las Asociaciones y líneas aéreas se reunirán todas las semanas para buscar una alternativa al pago semanal

miércoles 16 de febrero de 2011, 01:00h

Ayer tenía lugar la primera reunión del grupo de trabajo creado en la pasada APJC. Aunque no han trascendido las propuestas realizadas por ambas partes, fuentes consultadas por NEXOTUR confirman que el objetivo es llegar a la próxima APJC con un planteamiento que favorezca a aerolíneas y agencias, que tendrá lugar el 22 de marzo, evitando así el pago semanal.

Pese a lo distante de sus posturas, compañías aéreas y agencias de viajes siguen buscando un acuerdo que permita reducir el riesgo de impago a las primeras sin afectar a la salud financiera de las segundas. Tal y como adelantó NEXOTUR, en la última reunión consultiva APJC, celebrada el lunes 7 de febrero, ambas partes decidieron crear un grupo de trabajo más reducido para intentar dar un impulso a las negociaciones, iniciadas hace más de un año.

Dicho grupo, formado por unas diez personas, está integrado por responsables de FEAAV, AEDAVE, la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV), la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) y las principales compañías aéreas que operan en España. Aunque no han trascendido las propuestas realizadas en el primer encuentro que tenía lugar ayer en Madrid, el principal objetivo es encontrar un cambio en el sistema BSP que satisfaga a ambas partes, para lo que, entre otras cosas, se estudiarán los sistemas existentes en otros países europeos.

El 22 de marzo, fecha límite

Con estas reuniones, que se celebrarán todas las semanas, se pretende llegar a la próxima APJC, que tendrá lugar el 22 marzo, con un planteamiento definido que beneficie a ambas partes. Así, las agencias de viajes quieren esquivar el pago semanal que vienen reclamando las aerolíneas desde el inicio de las negociaciones, mientras que éstas buscan una fórmula para minimizar el riesgo de impago.

En 2010 descendió significativamente el número de impagos. Según los datos facilitados por IATA, en 2010 se contabilizaron 120 defaults por un importe del 10,5 millones de euros, frente a los 235, con un montante de 60 millones de 2009. Sin embargo, cabe recordar que al hacer la comparativa interanual hay que tener en cuenta que en 2009 la agencia online Terminal A presentó concurso de acreedores con una deuda de 40 millones de euros con las aerolíneas IATA.