www.nexotur.com

LA SOLUCIÓN SE ESPERA ESTE MES

La sociedad Palacio de Congresos de Palma exige a Barceló la devolución de cuatro millones de euros

El Ayuntamiento y el Govern esperan un acuerdo con la actual concesionaria para fijar su salida del proyecto

jueves 03 de febrero de 2011, 01:00h

La sociedad Palacio de Congresos de Palma —formada al 50% por el Ayuntamiento y el Govern balear— exige al Grupo Barceló que devuelva los cuatro millones de euros correspondientes al IVA de las certificaciones de obra como condición para resolver el contrato de concesión de las obras de construcción del centro.

Esta propuesta —que ha sido aprobada por el Consejo de Administración del Palacio de Congresos— ya ha sido enviada al Grupo Barceló, por lo que corresponde ahora al grupo hotelero contestar formalmente para que se pueda producir la aprobación definitiva. Así lo ha explicado en rueda de prensa el presidente del Govern, Francesc Antich, acompañado de la alcaldesa de Palma, Aina Calvo. El presidente ha señalado que la propuesta supone "no dar ni un paso atrás" en relación al presupuesto establecido, de 106 millones de euros, ni a la finalización de las obras, fijada entre 2011 y principios de 2012.
  
Preguntado por si no se va a penalizar al Grupo Barceló por su determinación de abandonar el proyecto, Antich ha remarcado que había dos formas de solventar esta situación en aras a finalizar cuanto antes el palacio, que eran acudir a los tribunales, y que la construcción de la obra se paralizase mientras dura el proceso, o intentar llegar a un acuerdo que no perjudicase la construcción. El Govern y Ayuntamiento han optado por esta última.

Los ejes del trabajo de la sociedad han sido, según ha reiterado Antich, que "no se parasen las obras, no hubiese un aumento del presupuesto y no se produjese un cambio en la finalización de las obras". "Lo más importante no era si tenía que haber penalización a la empresa, sino que había que huir de la penalización de estar parados dos o tres años", ha añadido.

No obstante, la cantidad que podría haber reclamado la sociedad Palacio de Congresos ante los tribunales sería de unos cinco millones de euros, según ha indicado Calvo, quien ha remarcado que la obra "no quedará sin aval". Así, la alcaldesa ha explicado que Acciona pasará a asumir el aval "por el mismo importe", que avala las obras realizadas hasta ahora ya que "no podemos tener una obra de estas características" sin esta figura, ha indicado la alcaldesa. Se produce, de esta forma, una subrogación del aval y "el que tenía una concesionaria lo pasa a tener otra", ha manifestado Antich. "Puede que pudiésemos ejecutar el aval, pero nos quedaríamos sin futuro. Desde ese ejercicio de responsabilidad es de donde hemos trabajado para que no hubiera incumplimiento, para que las obras no se suspendieran", ha indicado Calvo.

Concurso público
  
Después de que se llegue al mutuo acuerdo, se constituirá una comisión formada por todos los grupos políticos en la que se debe acordar sacar a concurso, a finales de este mes, la explotación y gestión del hotel y del palacio, si bien, por el momento, "se están analizando los cánones" que se deben establecer. En relación a si existe alguna empresa interesada en presentarse al concurso, el presidente del Govern ha dicho desconocerlo y, preguntado sobre la posibilidad de incluir alguna cláusula en el concurso para impedir que el Grupo Barceló aspire a la oferta, Antich únicamente ha señalado que la empresa "ha huido del proyecto".
  
Por otra parte, la cantidad que debe llegar a través de las inversiones estatutarias, el presidente ha indicado que "una parte" llegó en diciembre, puesto que fueron firmadas con el secretario general de Turismo, Joan Mesquida, por lo que ahora se van a comenzar a iniciar las negociaciones para el año 2011. Calvo ha remarcado que la sociedad considera que la cantidad de 106 millones de euros es "suficiente" para la finalización de las obras, por lo que "nos comprometemos a que no cueste ni un euro más de los presupuestado".
  
Antich, quien ha enumerado la situación y los problemas aparecidos desde el inicio de las obras, ha hecho hincapié en la necesidad de que Palma cuente con una infraestructura de estas características puesto que es "chocante" que no la tenga una Comunidad Autónoma que "mueve" cerca del 20% del turismo de España y cuyo Producto Interior Bruto (PIB) depende un 60% y un 80% del turismo, directa e indirectamente, respectivamente.