www.nexotur.com

ESPACIOS REHABILITADOS PARA CELEBRAR CONGRESOS

Ondara tendrá en el mes de enero el primer centro comarcal de congresos ubicado en el edificio del Prado

El inmueble tiene 1.000 metros cuadrados que se podrán dividir en distintas zonas y hacer varias actividades a la vez

lunes 27 de septiembre de 2010, 01:00h

A principios de 2011 está previsto que culminen los trabajos de rehabilitación del edificio del Prado para convertirlo en un espacio congresual, según el alcalde de Ondara (Alicante), Ximo Ferrando. El edil ha visitado las obras y ha asegurado que se encuentran muy avanzadas sobre todo en el exterior del inmueble.

Ferrando ha estado acompañado en su visita a las obras por las concejalas de Promoción Económica y Atención Social, Rosa Ana Martí y Pilar Fornés, y por la directora de obra, Rosana Giner, quien ha explicado al alcalde que las obras avanzan a buen ritmo y que estarán acabadas en la fecha prevista. "Una vez concluidas las obras de rehabilitación, el Prado se convertirá en un emblemático edificio municipal, en donde se concentrarán las principales actividades tanto sociales, como culturales, y, principalmente, de promoción económica y turística de la población", ha recordado Ximo Ferrando.

Así, ha recalcado que se tratará de un edificio que servirá de potenciador económico y social de Ondara, "gracias a la celebración de mercados, congresos y convenciones", y ha subrayado que la intención es que "no se limite a actos meramente locales, sino también para actividades del resto de la comarca, de la provincia y de la Comunitat Valenciana". De hecho, ya hay una previsión de eventos a celebrar durante el próximo año, dado que "el Ayuntamiento ya tiene una serie de peticiones de reserva del Prado", ha anunciado el alcalde, destacando que se trabaja en un calendario de eventos.

Gracias a esta iniciativa, "estamos recuperando un edificio emblemático, a la vez que fomentamos la ocupación de trabajadores desempleados", ha resaltado Ferrando. El proyecto está siendo gestionado por el Ayuntamiento gracias a la subvención concedida a Ondara por la Generalitat Valenciana, a través del SERVEF, que otorgó un Taller de Empleo para rehabilitar el edificio del Prado.

La ayuda de la Generalitat Valenciana asciende a 503.337,15 euros con la que se hace frente a las contrataciones de los trabajadores (33 en total). Por su parte, el Ayuntamiento de Ondara aporta el material necesario para ejecutar la obra, con lo que el presupuesto global asciende a 800.000 euros de inversión.

Características del edificio

El proyecto, que se está ejecutando desde el pasado mes de febrero, pretende recuperar la arquitectura tradicional del edificio, manteniendo su estructura. Los trabajos incluyen la rehabilitación de su cubierta, así como nueva pavimentación, cerramiento exterior, ajardinamiento del recinto, nueva instalación eléctrica, instalación de desagües y cañerías, y dotación de cuatro módulos de aseos, entre otras mejoras. También se han abierto las ventanas ciegas superiores para conseguir una mayor luminosidad, y todas las puertas laterales se cubrirán con unas persianas caladas que permitirán cerrar el edificio sin restarle iluminación.

"El Prado se convertirá así en un edificio cerrado y climatizado, si bien también se podrá quedar abierto, como una plaza pública cubierta", han explicado los responsables de las obras. El inmueble tiene un total de 1.000 metros cuadrados de planta, que posteriormente, y gracias a la instalación de paneles, se podrá dividir en varias zonas, por lo que se podrán realizar varias actividades a la vez.

Así, según ha anunciado Ferrando, habrá un gran espacio de 750 metros cuadrados, y otros dos de 250 metros cuadrados, además de una tercera estancia de 300 metros cuadrados, mientras que un hall distribuirá las dependencias, que se complementan con cuarto nuevos módulos de aseos. La recuperación del edificio del Prado "logra conjugar el mantenimiento de la estructura originaria y la inclusión de las últimas tecnologías acústicas y eléctricas", ha agregado el alcalde. El proyecto contempla también la mejora del entorno del edificio, con la instalación de una nueva acera perimetral y nuevas escalinatas en el muelle del Prado, así como la reorganización de las zonas de aparcamiento.