www.nexotur.com

Balaguer: ‘Nosotros estamos sobreviviendo e incluso creciendo gracias a que nos cuestionamos nuestro modelo de negocio’

miércoles 15 de septiembre de 2010, 01:00h

El director de la agencia de viajes a medida Nuba, Francisco Balaguer, ha dado a NEXOTUR su visión particular de cómo afrontar la crisis "a base de análisis, cuestionamiento y  esfuerzo por buscar la excelencia". Este verano, la agencia ha notado una atemporalidad marcada por el turista de alto standing.

"Estamos sobreviviendo e incluso creciendo gracias a que nos cuestionamos nuestro modelo de negocio", ha asegurado el director de Nuba, Francisco Balaguer, al referirse a la manera de sobrellevar la crisis. "Respondemos ante la coyuntura de una manera más analítica y autocrítica", ha apuntado, subrayando que se han dedicado a revisar protocolos y reestructurar su modelo de negocio para "llegar a un servicio de máxima calidad, ante un público objetivo exigente y que busca la excelencia por la que está pagando".

"Los resultados de este verano han sido mejores que los del año pasado, pero han sido extraños", ha destacado Balaguer, pues "no estaba previsto un comportamiento tan atemporal", ya que lo más común de la época estival es que "existan unos picos muy marcados, que este año no se han presentado". Este comportamiento, ha explicado, se debe, en parte, a que "nuestro público objetivo no define sus vacaciones en agosto, sino que puede permitirse viajar en cualquier otro mes y ésto ha roto con la temporalidad".

La agencia se encuentra en un proceso de expansión que prevé el cierre de este año con un total de 15 oficinas en territorio nacional, así como la apertura de sucursales en México y Portugal. Su clave de éxito, ha indicado Balaguer, "es la respuesta a nueve años de esfuerzo, ha generar una red comercial propia con un equipo de ejecutivos implicados, pero sobre todo a trabajar con un público exquisito, que ha salido menos afectado de la crisis económica".

Modelo de negocio

La expansión de Nuba se basa en la relación a largo plazo con socios que abran oficinas comerciales locales. El perfil del inversor asociado es el de emprendedores "enamorados de los viajes, que compartan plenamente el estilo y la filosofía de la compañía", de los que actualmente hay ocho en España, con seis oficinas en Madrid,  una en Valencia y otra en Bilbao.

El desembolso económico necesario para formar parte de la cadena es de 227.000 euros, incluidos los 40.000 de canon de entrada y la inversión se recupera a partir del tercer año gracias a unos ingresos obtenidos por el diseño de itinerarios. Los inversores aportan el 4% de su facturación bruta al royalty y el 2% al canon de publicidad.

Por su parte, a partir de la firma se pone en marcha todo el mecanismo de apertura con apoyo de los diferentes departamentos de la central, esto es, compras, desarrollo de negocio, marketing y comunicación, entre otros. El proceso suele durar menos de mes y medio, dependiendo de las características del local. Las localizaciones preferentes son ciudades con al menos 10.000 unidades familiares de su target en zonas de expansión como Barcelona, Palma de Mallorca, Santander, Las Palmas, La Coruña, Oviedo, Alicante, Málaga, Zaragoza y Sevilla.