www.nexotur.com

Uno de cada dos españoles que viaja a zonas tropicales regresa con problemas de salud, según los expertos de la SEIMC

El 8% acudirá al médico durante el viaje, el 0,3% será hospitalizado y uno de cada cien mil fallecerá

miércoles 07 de julio de 2010, 01:00h

Por cada 100.000 españoles que viajan a zonas tropicales, 50.000 tendrán algún problema de salud y 8.000 acudirán al médico durante su viaje, según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC). Así, 300 serán hospitalizados en el viaje o al regreso y uno fallecerá.

Uno de cada dos españoles que viaja a zonas tropicales vuelve con problemas de salud, según la SEIMC, que asegura en un informe que por cada 100.000 españoles que viajan a zonas tropicales 8.000 se encontrarán lo suficientemente enfermos como para acudir al médico durante su viaje, 300 serán hospitalizados durante el viaje o al regreso y uno fallecerá. Las infecciones representan la primera causa de morbilidad al regreso de un viaje al trópico, indican.

Por este motivo, los epidemiólogos han querido hacer hincapié en la importancia de la prevención frente a las enfermedades tropicales, ya que alrededor de un millón de españoles viajan a algún país del trópico a lo largo del año. La época estival es el periodo en el que más desplazamientos se realizan a ese tipo de destinos: 506.000 a América Central-Caribe y Sur, 280.000 a África y 165.000 a Asia y Pacífico.

“El incremento en el número de viajeros, algunos de los cuales padecen enfermedades crónicas o algún tipo de inmunosupresión, sumado a los inmigrantes, ha hecho que las infecciones tropicales sean cada vez más frecuentes en nuestro medio”, ha explicado el miembro de la SEIMC y jefe de la sección de Medicina Tropical del Hospital Clínic de Barcelona, el doctor Joaquim Gascon. Asimismo, ha señalado que estos pacientes son motivo de consulta “en todos los niveles de nuestro sistema de salud: asistencia primaria, centros especializados y urgencias”. 

La malaria o paludismo, una enfermedad transmitida por los mosquitos, es la patología importada más relevante por su frecuencia y por su potencial gravedad, explican desde la SEIMC. De hecho, el 40% de la población mundial vive en zonas de riesgo de malaria (América Central y del Sur, Haití, África, Asia central-sur, Sudeste asiático y Pacífico Sur) y la prevalencia es de unos 500 millones de afectados por año.

Algunas recomendaciones para el viajero

Otras enfermedades que también son transmitidas debido a las picaduras de mosquito son el dengue, el chikungunya y la fiebre amarilla, entre otras. Para la fiebre amarilla existen vacunas pero para la mayoría de las infecciones transmitidas por mosquitos, como en el caso del dengue y del chikungunya, "no existen medidas específicas de prevención, por lo que se recomienda seguir algunas normas preventivas generales", subrayan los especialistas.

El estímulo que atrae al mosquito es el olfatorio pero también el visual y el térmico. La temperatura y la humedad corporal, así como la secreción de monóxido de carbono y el ácido láctico atraen irresistiblemente a los mosquitos así como los jabones, perfumes y cremas, por lo que los médicos indican que es conveniente evitar este tipo de productos "muy perfumados". "Se deben usar repelentes de mosquitos y preferiblemente ropa de color claro que cubra hasta las muñecas y los tobillos", aconsejan.

Otra de los trastornos de salud más frecuente en viajeros es la diarrea, de hecho, de acuerdo con los datos de la SEIMC, entre el 40% y el 60% de los viajeros experimentan un episodio de diarrea durante el viaje. La higiene personal (lavarse las manos antes de las comidas) y la conducta alimentaria son dos factores "esenciales" para intentar evitar la diarrea del viajero.

Otras infecciones que pueden adquirirse en viajes a países tropicales son las de transmisión sexual ya que en los viajes al extranjero son "más frecuentes" las relaciones sexuales con "desconocidos" y "se suelen utilizar poco los preservativos", comentan los epidemiólogos. En cualquier caso, el doctor Gascon recomienda que "antes de realizar un viaje a países tropicales se acuda a los centros especializados para llevar a cabo algunas medidas preventivas" como la profilaxis antipalúdica (tomar fármacos preventivos); usar repelentes, mosquiteras y ropa adecuada para evitar las picaduras de mosquitos y recibir las vacunas requeridas según el país de destino y el tipo de viaje que se realice.

Por otra parte, los médicos también aconsejan tener precaución a la hora de ingerir alimentos(deben estar siempre bien cocinados), así como lavarse las manos antes de manipular cualquier alimento y beber sólo bebidas embotelladas; hacer uso del preservativo en caso de tener relaciones sexuales con una pareja "no habitual"; evitar el contacto con agua de ríos y lagos donde haya esquistosomiasis y disponer de un seguro médico que cubra cualquier emergencia.

Además, según los expertos, es necesario acudir de nuevo al médico a la vuelta del viaje cuando se ha incurrido en algún tipo de riesgo para adquirir enfermedades. Entre los riesgos se encuentra bañarse en ríos o lagos, cuando se ha sufrido la mordedura de algún animal, o si se manifiesta algún tipo de problema de salud como fiebre, diarrea o lesiones cutáneas.