www.nexotur.com

La compañía aérea Swiss presenta una serie de servicios especialmente diseñados para el pasajero de negocios

miércoles 07 de julio de 2010, 01:00h

La aerolínea Swiss presenta una serie de servicios para los pasajeros que viajan por negocios "consciente de que necesitan una mayor eficacia en la gestión del tiempo", según han comentado desde la compañía aérea. La clase Business de Swiss se caracteriza por el ahorro de tiempo, privacidad, atención personalizada y rapidez en las conexiones.

"Con mayor frecuencia los pasajeros que viajan por razones de negocios necesitan que sus desplazamientos sean lo más ágiles y cómodos posibles, para llegar a pleno rendimiento al destino", han afirmado desde Swiis. Por ello, la aerolínea suiza pone a disposición de sus pasajeros de Business una amplia oferta de servicios que "dan respuesta a esta demanda y garantizan que el viajero aproveche su viaje sin tener que preocuparse por nada más".

Los servicios de Swiss Business permiten a los pasajeros de negocios realizar facturación telefónica o en los mostradores especiales de clase Business, cuentan con una mayor franquicia de equipaje de mano y también para facturar, y un servicio de prioridad en la recogida del mismo en destino. Antes de acceder al área de tránsito, Swiss cuenta con accesos prioritarios para los pasajeros de Business en los controles de seguridad, evitando largas esperas, y también con un servicio de embarque y desembarque prioritario que optimiza el tiempo del viajero, permitiendo conexiones a partir de 35 minutos.

Todavía en tierra y siempre que el pasajero disponga de tiempo, la aerolínea suiza dispone de unas modernas salas de espera en las que poder trabajar, gracias a su conexión Wi-Fi gratuita, distraerse o reponer fuerzas en un ambiente relajado. En estos exclusivos lounges los viajeros disfrutan de una cuidada gastronomía, basada en platos calientes y fríos, y una selección de fruta fresca de temporada.

En vuelos europeos los pasajeros de Swiss Business se encontrarán con una amplia cabina  separada —en la mayoría de los vuelos— que dispone de un mayor espacio entre asientos, lo que facilita el descanso. Además, Swiss garantiza que en las filas con tres butacas, el asiento central permanezca libre para una mayor privacidad.