www.nexotur.com

El tráfico de pasajeros en clase ‘premium’ aumenta un 7,6% durante el primer trimestre del año

miércoles 19 de mayo de 2010, 01:00h

El tráfico de pasajeros premium —de primera clase y business— se incrementó un 7,6% durante los tres primeros meses del año frente al mismo periodo de 2009, con tasas que alcanzaron el 25%, mientras que los viajeros en clase económica aumentaron un 7,4%, si bien el impacto de la nube de cenizas volcánica pondrá freno en abril a esta expansión con un recorte del 4% en los viajes internacionales, ha señalado la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

IATA ha destacado que el número de pasajeros premium creció un 10,8% en marzo, con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el número de viajeros en clase turista aumentó un 8,8% más que hace un año. La mejora en ambos segmentos está siendo impulsada por los viajes de negocios y no tanto por los viajes de ocio, ha afirmado IATA, debido a "una mayor confianza empresarial y a la recuperación del comercio mundial", aunque el volumen de ventas es todavía "un 15% inferior al nivel anterior a la recesión económica".

Por regiones, todas muestran crecimientos aunque con notables diferencias. Los mejores comportamientos los protagonizaron Oriente Próximo, Asia y Pacífico, con crecimientos del 24%, del 11,5% y del 8,3% en clase premium, respectivamente, de enero a marzo. Asimismo, Sudamérica se ha beneficiado de las mejores perspectivas económicas para un mercado que ha registrado un incremento "sólido" con un aumento del 20% en el primer trimestre en los viajes premium, mientras que los viajes en clase turista aumentaron un 10%.

En el Atlántico norte, los viajes en primera clase y business crecieron un 5,5% y en clase turista un 2,4% durante el primer trimestre, debido a la fuerte recuperación de la economía en Estados Unidos. Por su parte, en Europa, donde las economías siguen siendo "débiles", el número de pasajeros en premium hasta marzo se redujo un 3,1%, mientras que los viajes en clase turista aumentaron sólo un 4,4%. "El alto desempleo restringió los viajes de ocio en la región y la debilidad del crecimiento económico y del comercio internacional limitó los viajes de negocios", ha explicado IATA.