www.nexotur.com

EL DESARROLLO DEL TURISMO RURAL EN MADRID

UPTA-Madrid: ‘El principal problema del Turismo rural es la falta de control de la oferta no legalizada’

La asociación ha subrayado que la oferta madrileña es ‘sensiblemente inferior’ a la del resto de España

lunes 05 de julio de 2010, 01:00h

El secretario ejecutivo de Política Sectorial de la Comunidad de Madrid y responsable de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de Madrid, Juan José Gil, ha manifestado que el principal problema del Turismo rural en la Comunidad autónoma es la "falta de control de la oferta no legalizada".

La asociación ha elaborado un informe en el que se enumeran otros problemas del Turismo rural madrileño, como la "desigualdad de condiciones, ubicación y estado de las instalaciones" y la "dificultad de" encontrar canales de comercialización y promoción "adecuados al tamaño y características de los alojamientos rurales".

Además, Gil ha subrayado que "no podemos pasar por alto que la clientela es cada vez más exigente ni la fuerte estacionalidad".

En este sentido, el presidente de UPTA-Madrid ha señalado que, ante esta situación, es necesario establecer una línea de ayudas regional con la que fomentar el "desarrollo y consolidación de los establecimientos rurales", al mismo tiempo que se mejoran sus instalaciones, se desarrollan nuevas actividades y servicios y se potencia su presencia en los diferentes canales de comercialización a nivel nacional y europeo.

Por otro lado, el representante empresarial ha apuntado que la homogeneización a nivel nacional de la regulación de los establecimientos rurales es "muy necesaria", así como la creación de un régimen fiscal y de tributación "específica" para los diferentes tipos de alojamientos.

Una oferta ‘sensiblemente inferior’ a la del resto de España

En cuanto a la oferta de este segmento en la Comunidad de Madrid, el informe de la asociación revela que ésta es "sensiblemente inferior" al de otras Comunidades autónomas, con 212 alojamientos y 3.720 plazas.

En este sentido, Gil ha precisado que Madrid tiene una extensión ocupada en un "alto porcentaje" por los núcleos urbano, lo que limita el número de áreas naturales donde puedan situarse los establecimientos rurales.

La mayor parte de estos alojamientos se concentran en la Sierra Norte, el Valle de Lozoya y la Cuenca del Guadarrama, aunque también existe una presencia "importante" al sureste en la comarca de las Vegas. Por contra, tanto en la cuenca media del Jarama como en la campiña del Henares y la Comarca Sur la presencia de establecimientos es casi testimonial.

Por último, el representante de UPTA-Madrid se ha referido a la iniciativa de la asociación de promover la creación de empresas en este segmento por parte de las mujeres y ha recordado la colaboración de UPTA-Madrid con la Unión de Asociaciones de Trabajadoras Autónomas y Emprendedoras (UATAE).