www.nexotur.com

Asehospo reconoce el valor añadido que las agencias de viajes otorgan en la comercialización de los hoteles

Barbosa asegura que a los españoles les cuesta cada vez más renunciar a ir de vacaciones

martes 18 de diciembre de 2007, 01:00h

El presidente de la Asociación Hotelera de Pontevedra (Asehospo), José Manuel Barbosa, es consciente de que "ni los proveedores ni el cliente final perciben el valor añadido que aportan las agencias de viajes". Además, cree que "el cliente es el que debe asumir el coste de la intermediación".

El presidente de la Asociación Hotelera de Pontevedra (Asehospo), José Manuel Barbosa, explica a NEXOTUR sus propuestas para mejorar las relaciones que el sector hotelero tiene con sus respectivos proveedores, para que el valor que aportan a los establecimientos sea adecuadamente compensado. En esta línea señala que "una comisión antaño digna, ahora ya no alcanza, porque si una reserva cuesta 20 euros, sólo recibe 1,40 euros". Ante esta situación, Barbosa se muestra contundente "el que tiene que pagar el coste de la intermediación debería ser el cliente".

Para el presidente de Asehospo "la agencia de viajes está dando un valor añadido que en muchas ocasiones el cliente no aprecia". Una de las ventajas que Barbosa señala de las agencias de viajes frente a Internet "es el ahorro de tiempo para el cliente", explicando que el "cliente tiene que elegir entre conseguir una habitación por 100 euros estando dos tardes ‘buceando’ por Internet o pagar 125 euros y contratarlo a través de una agencia de viajes". Además, Barbosa señala otras ventajas como "si hay un problema en el transporte al hotel o en el aeropuerto, la agencia es la que se encarga de la reclamación o del hipotético problema".

José Manuel Barbosa es consciente de que "no sólo el cliente no reconoce el valor añadido de las agencias, sino que en ocasiones los proveedores tampoco lo hacen". Para Barbosa, la solución está en "cambiar la correlación de las relaciones entre usuario, prestador de servicios e intermediario". En esta transformación afirma "las agencias de viajes que no sean capaces de adaptar su estructura, su sistema de prestación de servicios están condenadas a desaparecer".

Los españoles renunciamos cada vez menos a ir de vacaciones

"A los españoles nos cuesta cada vez más dejar de ir de vacaciones", señala Barbosa, al preguntarle sobre el gasto de los turistas españoles. Y añade que considera que "se ha convertido en una primera necesidad, más allá de un lujo, que se quiere mantener de cualquier forma". No obstante, indica que "muchos viajeros sí pueden prescindir, y de hecho lo están haciendo, de hacer mayor uso de la oferta complementaria como los restaurantes, cines o cualquier otro tipo de ocio supletorio, por lo que esta oferta alternativa es la que más acabando sufriendo".

Asimismo, el presidente de Asehospo señala que "aunque el tiempo no ha acompañado en Pontevedra, los clientes tampoco se han abstenido de viajar". Pero, reconoce que "sí ha afectado a la estancia media de los visitantes".  Además, hace referencia a los clientes de Galicia calificándolos de "una clientela tradicional, que busca especialmente cultura, gastronomía y playa, y que raramente reserva con antelación".