www.nexotur.com

El director de Deontología de Farmaindustria defiende las limitaciones del Código para no ‘dar mala imagen a la industria’

Desde enero de 2004 se han supervisado más de 15.000 eventos, de los cuales unos 300 no se autorizaron

miércoles 10 de febrero de 2010, 01:00h

El director de la Unidad de Supervisión Deontológica de la Industria Farmacéutica (Farmaindustria), José Zamarriego, ha defendido las limitaciones de su código de autorregulación, por las que se prohibe que los congresos organizados por laboratorios se celebren en hoteles que "puedan dar una mala imagen de la industria".

Durante un coloquio organizado por la Fundación de Promoción del Turismo de Negocios, Zamarriego ha recordado que el objetivo de la medida es "evitar que se vea como un incentivo el lugar de celebración del congreso en lugar de su programa científico", por lo que no se permite para ello el uso de hoteles de cinco estrellas ‘gran lujo’, cruceros, resorts, ‘hoteles golf’ u ‘hoteles bodega’, aunque "cada caso es estudiado de manera independiente".

Según ha explicado, este tipo de establecimientos "conlleva una determinada percepción que puede dañar la imagen de la industria", por lo que "no se le puede pedir que autorice algo que va contra sí misma". Sin embargo, ha considerado que los ‘hoteles spa’ son "un elemento higiénico", por lo que "no se considera una característica diferenciadora" que pueda suponer un problema.

Zamarriego ha destacado también las limitaciones impuestas a la invitación de acompañantes, prohibiéndose en los casos en que el congreso sea organizado por laboratorios y "velando por evitarlo" cuando el organizador sea un tercero, puesto que su presencia "pone lo no científico al mismo nivel que lo científico".

Además, ha indicado que su objetivo es "prevenir y evitar la infracción del código", y "en ningún caso perjudicar al sector", aclarando que la bajada de precios en los hoteles "no es un criterio que tengan en consideración", dado que "está disociado de la labor que llevan a cabo". En este sentido, el responsable de la asociación ha aclarado que con estas medidas "no se ha ahorrado dinero", dado que el gasto de promoción se mantiene aunque empleándose de otro modo, como ejemplifica "el aumento del número de congresistas en detrimento de los posibles acompañantes".

Más de 15.000 eventos supervisados

Desde la aprobación de la nueva versión de este sistema de autorregulación en enero de 2004 para hacerlo "más exigente y preciso", Farmaindustria ha supervisado más de 15.000 eventos —3.788 durante el pasado año—, de los que no se han autorizado unos 300.  En el caso concreto de Madrid, ha indicado que se han desarrollado 1.532 eventos con casi 45.000 participantes, de los que el 51,3% fueron celebrados en hoteles de cuatro estrellas y menos del 7% en hoteles de cinco estrellas.

En este sentido, el ex concejal del Ayuntamiento de Madrid, Simón Viñals, ha recalcado que el turismo de negocios es "el principal atractivo de la ciudad", siendo la industria farmacéutica la que más promociona este tipo de congresos, y ha considerado "perfecta" la implantación de éste código para velar por la deontología.