www.nexotur.com

Renfe apuesta por la sostenibilidad en 2010 comprometiéndose a evitar la emisión de 2,5 millones de toneladas de CO2

A pesar de la crisis económica mundial, la compañía ferroviaria ha obtenido unos "resultados aceptables"

martes 12 de enero de 2010, 01:00h

Renfe asegura que durante 2010 apostará por la sostenibilidad, ya que pretende evitar la emisión de 2,5 millones de toneladas de CO2. "El tren contribuye a reducir las emisiones contaminantes trayendo consigo un ahorro de costes externos, que científicamente se puede calcular", afirma la compañía.

Para Renfe 2010 será el año en el que apueste por la sostenibilidad como ventaja competitiva. Así lo destaca alertando sobre "el serio problema que la globalización del transporte está ocasionando al planeta", ya que "un cuarto de todas las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono procede de este sector".

Asimismo, asegura que este año será clave, puesto que se encuentra definiendo su estrategia "para hacer frente a los retos del futuro", entre los que resalta la próxima liberalización del transporte ferroviario de pasajeros. Igualmente, destaca la potenciación de los servicios de interés público y la salida a mercados internacionales, como otros de los desafíos a enfrentar. 

Una de las acciones que Renfe llevará a cabo durante este año, explica la ferroviaria, será la elaboración de un nuevo Contrato-Programa con el Estado. Asimismo, desarrollará un nuevo Plan Estratégico, con el que pretende convertirse "en la compañía con la flota de trenes más moderna de Europa y contará con un nuevo servicio de Alta Velocidad: el Madrid-Valencia".

Vistazo a 2009

A pesar de la crisis, Renfe ha obtenido en el pasado ejercicio unos "resultados aceptables". Para llegar a éstos, la compañía ferroviaria ha llevado a cabo, entre otras cosas, varios planes de recorte de gastos, y se ha dedicado a rentabilizar "al máximo los servicios, adaptando la oferta y la demanda". 

Aunque reconoce que la coyuntura económica "ha traído aparejada una crisis de movilidad de mercancías y pasajeros". Al respecto, menciona que en Cercanías "el aumento del desempleo ha hecho que personas que iban cada día a trabajar de la periferia al centro de las ciudades se hayan quedado en su casa".

Sin embargo, en el número de viajeros del conjunto de los servicios de Renfe el impacto ha sido moderado, lo que le ha hecho prever "un descenso, pero no alarmante". Incluso, asegura la compañía, en determinadas relaciones de larga distancia se ha producido un aumento de la demanda, y en los servicios de AVE se ha mantenido la ocupación, aumentado la cuota de mercado respecto a otros medios como es el caso del AVE Madrid-Barcelona.