www.nexotur.com

EL EJERCICIO DE INFLEXIÓN

El año 2010 podría ser el principio del fin de la peor crisis de la historia del Sector de las agencias de viajes

La morosidad marca la última (y durísima) etapa de una crisis que tendrá en 2010 su punto de inflexión

lunes 04 de enero de 2010, 01:00h

Entramos en el año de la recuperación... O, al menos, del principio del fin de la peor crisis de la historia en tiempos de paz. Tras sufrir un annus horribilis, como ha sido el 2009 y que se ha llevado por delante una de cada seis agencias de viajes, 2010 se presenta como el año de inflexión en la coyuntura actual.

Sería ingenuo pensar que el ejercicio que  ahora se inicia deje atrás la doble crisis, de consumo y financiera, que ha asolado tanto a las agencias como a sus proveedores. El agotamiento del Sector, que ha consumido buena parte de sus recursos propios, está poniendo al límite no pocas empresas.

La drástica caída del consumo, que propició una excepcional reducción en los márgenes, acelerada por la feroz guerra de precios de las grandes redes (que ha sido necesario afrontar mientras se aplicaba un recorte de costes y personal sin precedentes), ha coincidido con una tan dramática como súbita falta de financiación por parte del sistema financiero. Los balances de las agencias han sufrido la peor crisis de liquidez que se recuerda, agravada por un progresivo e inquietante retraso en los pagos.

La última fase del via crucis que padecen las empresas del Sector ya está aquí, en forma de los temidos impagos. La morosidad, una auténtica pesadilla, ha mostrado su peor cara en todos los ámbitos. Tres ejemplos ayudan a situar la gravedad de la situación. Morosidad de destinos, como es el caso de Cuba, que este año ha dificultado al máximo la repatriación de beneficios a las empresas españolas. Morosidad de proveedores, con la paradigmática quiebra, en plenas Navidades, de Air Comet, uno de los proveedores aéreos que más firmemente apostaba por las agencias. Y morosidad de las propias agencias, medio centenar de las cuales han perdido su autorización para emitir billetaje aéreo, ante la imposibilidad de pagar el BSP. 2010 será, a causa del agotamiento de los recursos del Sector, el año de la última y definitiva fase de la crisis.

Así, algunas de las agencias que habían logrado el equilibrio (gracias a un enorme esfuerzo) de ingresos y gastos, al igual que las que han dado pérdidas o las que han logrado un magro beneficio, se ven abocadas a endosar a su pasivo impagos de clientes y, en algunos casos, de proveedores en quiebra. Sin embargo, pese a la aparente fragilidad de las agencias, la morosidad del Sector (descontadas las ostensibles excepciones) es realmente moderada.

2010 no será, lamentablemente, el año de la recuperación, pero es de esperar que sea el período en que la crisis toque fondo, marcando el ansiado cambio de tendencia. Las vacaciones se han consolidado como uno de los capítulos menos prescindibles del consumo de los españoles, ratificando que el emisor doméstico es ya un mercado maduro. En suma, 2010 se perfila como el año del principio del fin de una crisis que ha marcado una línea divisoria entre quienes sobreviven y los que, muy a su pesar, se están quedando en el camino.

NEXOTUR acompañará a los agentes de viajes en este difícil período, con la información como un eficaz instrumento de trabajo al servicio del agente de viajes, y su firme compromiso con el futuro de este Sector.

Que le sea útil. Ese es nuestro mayor interés.