www.nexotur.com

MIGUEL MARTINEZ HACE BALANCE DEL AÑO

Paradores cierra el año con un 2,5% más de clientes respecto a 2008 y un 0,15% más de cuota de mercado

El presidente de la red ha destacado que en 2009 se ha contratado a 350 nuevos empleados

viernes 25 de diciembre de 2009, 01:00h

El presidente de Paradores, Miguel Martínez, ha comparecido en el Senado para explicar los resultados de la cadena pública en 2009 y ha destacado el aumento del 2,5% que se ha producido en el número de clientes respecto a 2008 y el incremento del 0,15% en la cuota de mercado nacional e internacional.

Martínez ha señalado que estos "buenos datos" se han conseguido por diversos motivos, el primero de los cuales es la gestión de la Dirección y el trabajo de los 4.600 trabajadores de la cadena y el segundo la política "más flexible" de precios, con la que se ha conseguido "sintonizar con la realidad del mercado turístico en estos tiempos de crisis".

El presidente de Paradores ha destacado además que, pese a haber apostado por las promociones y los precios flexibles, el descenso de la facturación "no superará el 4%". Así, la red registró en 2008 262 millones de ingresos y este año esta cifra se situará en 255,5 millones de euros.

"Se trata de un dato no sólo aceptable, sino moderadamente satisfactorio teniendo en cuenta la magnitud de la crisis que nos ha azotado durante este año", ha añadido Martínez.

Sgún las previsiones de la cadena pública hotelera, en 2009 habrán pasado por los 93 paradores un 8% más de clientes franceses, un 5,75% de estadounidenses y un 16,2% de japoneses. Martínez ha informado también de que el número de turistas alemanes se ha mantenido en cifras similares a las de 2008 y "sólo ha descendido significativamente" el número de clientes británicos.

Por otro lado, el presidente de la cadena pública se ha mostrado "especialmente orgulloso" de que en esta "difícil coyuntura" Paradores no sólo haya mantenido su plantilla de más de 4.500 profesionales sino que también haya creado cerca de 350 nuevos puestos de trabajo.

En cuanto a la gestión de Paradores durante 2009, el presidente de la cadena pública ha destacado la puesta en marcha del Plan Estratégico 2009-12, que prevé unas inversiones de 168,9 millones de euros para remodelar 20 establecimientos.

Con estas reformas se pretende, según Martínez, "potenciar la monumentalidad de los edificios, renovarlos, modernizarlos y dotarlos con las últimas tecnologías y los mayores avances en confort".

Además, este año se han inaugurado dos nuevos paradores: el de Cruz de Tejeda en Gran Canaria y el de Alcalá de Henares en Madrid, con los cuales la red cuenta actualmente con 93 establecimientos.

En cuanto al desarrollo de Paradores para 2010, Martínez ha anunciado que va a ser un año "muy importante en este proceso de modernización", ya que en enero comenzará la demolición del viejo parador de Cádiz para construir uno nuevo, una operación que contará con una inversión de 20 millones de euros.

Igualmente, el próximo año comenzarán las obras de modernización de los paradores catalanes de Tortosa y Aiguablava. En el primero se invertirán más de diez millones de euros y en Aiguablava 16 millones.

De la misma forma, se reformará el parador de León -el más grande de la Red y el que más factura anualmente- a partir de una inversión de 36 millones de euros y otra obra "importante", según Martínez, será la del Parador de Sigüenza (Guadalajara), en la que se gastarán unos ocho millones de euros.

Sostenibilidad y accesibilidad

El presidente de Paradores ha recordado además que el Plan Estratégico da la "máxima importancia" a la sostenibilidad medioambiental y a la mejora de la accesibilidad.

"La empresa o el país que no apueste decididamente por el Turismo sostenible, perderá el tren del futuro y, ante la competencia cada vez mayor de los países emergentes, España debe dejar a un lado el Turismo basado en la especulación urbanística, la masificación y la destrucción de nuestras costas", ha manifestado Martínez.

Sobre la política de accesibilidad, el presidente de la cadena pública ha definido dos prioridades: eliminar las barreras arquitectónicas y facilitar el acceso a todos los servicios de las personas discapacitadas e incorporar a la plantilla trabajadores con discapacidad, para lo que se han firmado dos acuerdos con la Fundación ONCE y la Fundación Down Galicia.