www.nexotur.com

Air France ya aplica un recargo de 50 euros por la segunda maleta, mientras que Iberia ‘continúa estudiando’ esta posibilidad

Iberia se defiende de las acusaciones de las asociaciones de consumidores asegurando que ‘cumplirán con la legislación vigente’

jueves 05 de noviembre de 2009, 01:00h

El sector aéreo continúa buscando fórmulas para sobreponerse a la coyuntura económica adversa. Una de ellas es la aplicación de un recargo por maletas facturadas, tal y como viene haciendo desde julio American Airlines. Air France se ha sumado a esta estrategia, aplicando un recargo de 50 euros por la segunda maleta, mientras que Iberia "continúa estudiando su aplicación".

Tal y como ha repetido en numerosas ocasiones el presidente de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Giovanni Bisignani, el transporte aéreo se enfrenta "al peor año de su historia". En concreto, según estimaciones de dicha asociación, el sector, afectado significativamente por la caída de la demanda y el alto precio del carburante, podría concluir 2009 con unas pérdidas de aproximadamente 6.500 millones de euros.

Ante esta situación, cuya solución no parece próxima, las compañías aéreas buscan fórmulas para incrementar su cifra de negocios. Una de estas estrategias es la aplicación de un recargo por maletas, decisión que ha suscitado una gran polémica. La última aerolínea que ha anunciado el cobro por equipaje es Air France, que aplica desde el 1 de noviembre un nuevo recargo de 50 euros a aquellos pasajeros europeos y estadounidenses que deseen facturar en sus vuelos una segunda maleta, mientras que el coste ascenderá a los 200 euros a partir de la tercera.

Mientras tanto, Iberia continúa estudiando la posibilidad de cobrar por maleta facturada, aunque desmiente las informaciones vertidas por otros medios de comunicación, en los que se afirmaba que el coste por cada maleta será de 15 euros y la fecha de aplicación de esta normativa sería el pasado 20 de octubre. "Todavía se está estudiando su aplicación", confirman fuentes de Iberia a NEXOTUR. Respecto a las advertencias de diferentes asociaciones de consumidores, como la Federación de Consumidores en Acción (Facua), que ya denunció anteriormente a 16 aerolíneas por esta práctica, así como la Confederación de Consumidores y Usuarios (Cecu) y la Unión de Consumidores (Uce), que amenazan con emprender acciones legales en caso de que finalmente se aplique este recargo, Iberia asegura que "nunca aplicaremos una norma fuera de la legalidad".

Iberia pedirá que se desconvoquen los paros del 10 y 11 de noviembre

Por otra parte, Iberia se reúne hoy con la Comisión Negociadora de los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) "con el fin de continuar las negociaciones del convenio colectivo". La aerolínea espera que los sindicatos convocantes de la huelga "reconsideren su actitud y renuncien a  medidas de fuerza que no sirven a nadie, perjudican seriamente a los clientes, a la empresa y al colectivo de TCP y empañan la imagen de España como potencia turística". Iberia afirma que "no hay motivos que justifiquen esta huelga, cuando  la negociación está abierta y hay acuerdo o un claro acercamiento en muchos de los aspectos de la negociación". Asimismo, la aerolínea se muestra "dispuesta a aceptar una subida salarial cercana al 4% para 2009, pese a que este colectivo tiene los salarios más altos del sector con una media de 50.000 euros". 

Los sindicatos convocantes, que cuentan con 13 de los 23 delegados del Comité de Empresa, reclaman una subida salarial tras cuatro años con los sueldos congelados y amenazan con una nueva huelga de tripulantes de cabina para el 10 y 11 de noviembre. Ambos sindicatos ya convocaron paros el 26 y 27 de octubre, lo que obligó a Iberia a cancelar el 20% de los vuelos, viéndose afectados cerca de 40.000 pasajeros.