www.nexotur.com

El aeropuerto de la ciudad de Burgos comenzará a operar tráfico comercial a partir de junio de 2008

La nueva infraestructura supone un beneficio para el Sector. Hoteleros y empresarios destacan su puesta en funcionamiento

miércoles 05 de diciembre de 2007, 01:00h

El aeropuerto de Burgos comenzará a operar tráfico comercial a partir de junio de 2008. Las obras de adecuación han supuesto una inversión de 45 millones de euros y su objetivo es responder a la demanda de viajeros que se desplazan hacia Castilla y León desde territorio nacional e internacional.

"El desarrollo de nuevas infraestructuras de comunicación favorece claramente al turista de negocios, que traerá muchos beneficios para la región", comenta el director del Abba Burgos Hotel, Álvaro Gredilla.

Por su parte, el director comercial del Palacio de Congresos de Atapuerca, Ángel Lorenzo, destaca que "el aeropuerto abrirá mucho el Mercado de Reuniones y Congresos y las posibilidades de negocio, tanto al palacio de congresos como a los hoteleros, permitiendo que se hagan más eventos desde cualquier punto nacional e internacional". Si bien, en la actualidad la ciudad de Burgos acoge congresos del interior del país, con las nuevas infraestructuras "atraerá congresos desde Barcelona o Andalucía", agrega.

En cuanto al acceso al aeropuerto, el director de la obra, Rafael Rodríguez, ha anunciado que la estructura viaria que se está construyendo para acceder a la nueva terminal estará concluida antes de que finalice el año, previsiblemente coincidiendo con la Navidad. Dicha estructura la forma una glorieta, un viaducto sobre el río Arlanzón y un paso superior. El ramal de acceso llega al aeropuerto desde la glorieta en la que confluyen la N-120 y los ramales de entrada y salida a la A-1.

Características del proyecto

En su conjunto, la obra ha supuesto una inversión de 45 millones de euros y, en concreto, la inversión destinada al conjunto de actuaciones en la nueva área terminal asciende a 8,57 millones de euros e incluye las asistencias técnicas, equipamiento, suministros y el vallado, entre otros aspectos.

El edificio de la terminal tiene una superficie de más de 2.000 metros cuadrados y unas dimensiones de 71 por 30 metros. A estas medidas hay que sumar los 1.900 metros cuadrados del edificio multiservicios, que alberga las instalaciones de servicio de extinción de incendios, el centro de carga y la central eléctrica, además de un aparcamiento de 200 plazas de las cuales 50 son cubiertas.

La pista tiene una longitud de 2.100 metros cuadrados y un anchura de 45 metros con márgenes pavimentados de 7,5 metros de anchura. Por el momento, se colocará una torre provisional que ya está encargada y no será sustituida por la torre definitiva hasta 2010.