www.nexotur.com

El cónsul de España en Atenas no descarta más evacuaciones por el fuego y pide tranquilidad a los turistas

martes 25 de agosto de 2009, 01:00h

El cónsul de España en Atentas, Christian Font, no descarta que se produzcan más evacuaciones de vecinos de las zonas colindantes al incendio que está arrasando el noreste de la provincia del Ática desde el pasado viernes. Aún así ha transmitido un mensaje de "tranquilidad y normalidad" a los turistas que deseen visitar la capital griega o que se encuentren ya allí.

El cónsul ha señalado en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press que debido a que el fuego que está cercando Atenas se ha extendido por zonas "pobladas, residenciales", es posible que se produzcan más desalojos y un mayor número de viviendas queden calcinadas. Hasta el momento, más de 20.000 personas han sido evacuadas y se han quemado más de 12.000 hectáreas de bosque. Sin embargo, afirma que el fuego se encuentra todavía a unos 15 o 20 kilómetros de Atenas, una distancia que ha calificado de "considerable" para lanzar un mensaje de tranquilidad a los españoles que se encuentren actualmente de vacaciones en Grecia o que vayan a viajar en los próximos días.

Aunque el cónsul ha indicado que hay un "ambiente de preocupación", también ha destacado que existe "normalidad al mismo tiempo", por lo que ha pedido tranquilidad a los visitantes españoles, ya que el foco del incendio no se encuentra en las zonas que suelen frecuentar los turistas. Font ha señalado además que el Gobierno griego está "poniendo todos los medios a su alcance para hacer frente a este incendio", el más grave desde los fuegos que en el verano de 2007 arrasó también las zonas al norte de Atenas.

Los turistas que llegaban ayer a la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas procedentes de Atenas han señalado que desde el avión se apreciaba cómo el fuego "abarcaba varios barrios" de la ciudad. Han apuntado además que, a pesar de la cortina de humo que envuelve la capital, en el aeropuerto la salida de los vuelos programados transcurría con normalidad.