www.nexotur.com

El tráfico aéreo mundial cae en torno a un 7% en el mes de junio, pero muestra signos de ‘recuperación’, según IATA

El número de pasajeros que viajan en clase ‘premium’ se desploma un 21,3%, mientras que la clase turista pierde un 5,5% de viajeros

jueves 20 de agosto de 2009, 01:00h

"Indicios de estabilización". Aunque las compañías aéreas de todo el planeta continúan transportando menos pasajeros, IATA lanza un discurso más optimista de lo habitual, apoyándose en el descenso "más moderado" del número de pasajeros que utilizan tanto la clase turista como la premium.

El número de pasajeros aéreos en todo el planeta registra un descenso del 7,1% en el mes de junio, frente al 9,2% contabilizado en mayo, según los datos difundidos por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). La asociación ve indicios de "estabilización" en la demanda de viajes aéreos, teniendo en cuenta que el ajuste de las fluctuaciones estacionales no arroja cambios con respecto al mes de anterior.

Asimismo, se constata un descenso "más moderado" en el número de pasajeros que han viajado en dicho mes en clase premium, que cae un 21,3%, frente al desplome del 23,6% que se alcanzó en el mes anterior. El número de viajeros en clase turista se recorta un 5,5%,  frente al 7,6% de mayo, que supuso la mayor caída del año en este segmento.

Los viajeros de negocios se pasan a la clase turista

IATA atribuye una mejor evolución de la venta de billetes en clase turista en gran medida a la demanda de los viajeros de negocios que han tendido a buscar este tipo de tarifas frente a la tarifa business. Sin embargo, esta mejora no se observa en todas las regiones. Los mercados asiáticos sufrieron un mayor "deterioro" en junio y las rutas desde Europa a Asia experimentan un "declive más acelerado" debido al temor de la propagación de la gripe A (H1N1).

Asimismo, IATA destaca que unas condiciones económicas más favorables en Estados Unidos y Europa han influido en junio en los viajes, ya que el número de pasajeros a través del Atlántico desciende tan sólo un 3,5%, en comparación con la caída del 6,3% registrada en mayo. A pesar de estos síntomas de estabilización, la asociación apunta a que buena parte de la recuperación de la demanda se está logrando "a expensas de rendimientos mucho más bajos" y al interés de las aerolíneas de impulsar el flujo de pasajeros con precios más reducidos.

En esta línea, IATA recuerda que los ingresos por la venta de billetes premium cayeron un 33% en el primer trimestre del año y en torno al 41% en el segundo trimestre y que la tendencia es que seguirán disminuyendo con tasas cercanas al 40%. "La disminución de los ingresos continúa empeorando en el segundo trimestre, como lo demuestran muchos de los resultados recientemente anunciados por las compañías aéreas", concluye la asociación.