www.nexotur.com

La interrupción del servicio del AVE Madrid-Barcelona, ya restablecido, afectó a un total de 13.241 personas

viernes 24 de julio de 2009, 01:00h

Renfe recupera la normalidad tras la interrupción del servicio del AVE Madrid-Barcelona. En la tarde del pasado miércoles dos incendios en zonas próximas a la línea en su paso por Medinaceli y Ricla provocaba la suspensión cautelar del servicio, que se alargaría hasta las 11.50 de la mañana de ayer.

La reanudación del servicio se producía tras recibir la pertinente autorización de Protección Civil. La circulación de trenes se había reanudado a primera hora de la mañana en el tramo Zaragoza-Barcelona y se mantenía un plan alternativo de transporte en avión entre ambas ciudades y en autobús entre Madrid y Zaragoza.

El avión y el autobús han sido los medios utilizados por la compañía ferroviaria para transportar a los viajeros afectados. Durante los dos días, Renfe ha empleado 239 autobuses y vuelos de las compañías Iberia, Vueling y Air Europa para llevar a destino a 13.241 personas —10.796 en autobús y 2.445 en avión—.

Renfe ha destacado la colaboración de sus viajeros, "que entendieron desde el primer momento la gravedad de los incendios y las órdenes de Protección Civil de cerrar la línea Madrid-Barcelona al tráfico por motivos de seguridad". Renfe ha confirmado a Europa Press "no ser responsable " del incidente, ya que el corte del servicio se produjo siguiendo órdenes de Protección Civil, por lo que no se hace responsable de posibles compensaciones económicas a los afectados.