www.nexotur.com

El Govern balear prevé ingresar entre 60 y 70 millones de euros gracias a la regularización de las plazas alegales del Sector

El conseller de Turismo ha reconocido que este verano se espera un descenso en la llegada de turistas británicos

lunes 22 de junio de 2009, 01:00h

El Govern prevé ingresar entre 60 y 70 millones de euros mediante la creación de un consorcio que tendrá por objetivo regularizar las plazas hoteleras que se encuentran fuera de ordenación, una cuantía que destinará a la mejora de las zonas turísticas "donde se han generado estas plazas".

El conseller de Turismo, Miquel Nadal, ha explicado que está previsto que el consorcio esté constituido antes del 1 de septiembre, una fecha en la que también se espera que estén acordadas las condiciones de la venta de plazas, cuya adquisición actualmente se estima sobre los 4.000 euros.

Asimismo, Nadal ha puntualizado que existe un "cálculo aproximado" sobre el número de plazas que existen sin regularizar aunque ha estimado que podrían ser 50.312. Además, el conseller ha explicado que el precio que tengan que pagar los empresarios será mayor cuanto más plazas tengan que regularizar.

Nadal ha detallado también que del total de 50.312 plazas que tendrá la bolsa, 24.299 serán para hoteles, 23.823 para apartamentos, 500 destinadas a los campings, 753 plazas que provienen de intercambios y 937 por expedientes de intercambios.

Convenio de colaboración

Por otra parte, el departamento autonómico ha firmado un convenio de colaboración entre su departamento y el Consell de Mallorca, un acuerdo bianual para "actuar conjuntamente" en materia de promoción turística. Así, el texto contempla una inversión de seis millones de euros -tres para el 2009 y tres para el 2010- y también se firmará con el resto de islas, aunque con unas cantidades diferentes.

Finalmente, el conseller autonómico se ha referido a la llegada de turistas británicos a las islas durante este verano y ha reconocido que su departamento prevé un "posible descenso" que se intentará compensar" con la llegada de alemanes, así como de otros visitantes de nuevos mercados como el escandinavo, el italiano o el francés.