www.nexotur.com

Cultura y alojamiento se aunan en Nueva York para construir el primer establecimiento-biblioteca del mundo

La cadena Oriental Express adquiere las instalaciones de una biblioteca para convertirlas en un hotel de gama alta

martes 20 de noviembre de 2007, 01:00h

La creciente demanda, motivada por la debilidad del dólar y el cierre de establecimientos desde el 2000, ha dado lugar a una curiosa iniciativa por la que la cadena Orient Express ha adquirido una de las bibliotecas emblemáticas de la urbe para edificar un hotel que compartirá con el centro.

La Donell Library de Nueva York, perteneciente a la red neoyorkina de bibliotecas públicas, ha anunciado la venta de sus instalaciones a la cadena americana Orient Express Hotels por 59 millones de dólares (40 millones de euros), con el objeto de que la hotelera construya un establecimiento de 11 plantas en el espacio que actualmente ocupa el centro bajo la marca ‘21 Hotels’

Esta inusual simbiosis permitirá que la biblioteca ocupe las tres primeras plantas del edificio, conectadas con un establecimiento de gama alta que contará con 150 habitaciones. El coste total ascenderá a 150 millones  de euros. Una cantidad en la que se incluye la transacción por el actual edificio. La construcción de las nuevas instalaciones comenzará a partir de 2009 mientras la fecha prevista para su apertura se estima a comienzos de 2011, como señalan fuentes de la cadena.

Según los estudios, 23 grandes establecimientos han cerrado sus puertas en Nueva York, en los últimos siete años, mientras otra buena parte se ha reconvertido en condominios para dar paso al ‘boom’ residencial acaecido en la ciudad.  Esta reducción de plazas, unida a la bonanza del cambio euro-dólar para los viajeros internacionales, ha permitido un alza en los precios del 42% desde 2002. Al tiempo que la ocupación media se ha situado en el 76%. Los datos que manejan consultoras norteamericanas como Smith Travel o Cushman & Wakefield afirman que la ciudad aún podría absorber 10.000 nuevas plazas sin que esto afectara a la rentabilidad de los hoteles.

Renovación y ‘diferenciación’

Para una institución "justa de fondos" como sucede en la mayoría de entidades culturales, esta iniciativa supone "una extraordinaria oportunidad para llevar a la biblioteca al siglo XXI", como señala su director de Operaciones, David Offensend. El edificio, construido en 1955, cuenta con instalaciones obsoletas que impiden el acceso de los usuarios a las nuevas tecnologías, además de con barreras arquitectónicas propias de la época . El coste que supondría la renovación del centro alcanza los 32 millones de euros. Una cifra "prohibitiva", a juicio de Offensend.

La sinergia "permitirá mantener una institución simbólica en pleno corazón de Manhattan, a la vez que poner en valor un establecimiento especializado en el viajero de negocios", según fuentes de la cadena.  Aplicable o no a la Hotelería española, la iniciativa de Orient Express marca un interesante punto de partida en un momento en que valores como diferenciación, valor añadido, o búsqueda de nuevas experiencias por parte de los clientes, se aunan a la escasez de suelo en las grandes capitales para la construcción de establecimientos de alta gama.