www.nexotur.com

Hesperia justifica su salida del Gran Hotel La Toja por ‘diferencias’ con Banco Pastor sobre las deficiencias en las infraestructuras

En Semana Santa se derrumbó una parte del techo del ala más antigua de este hotel de cinco estrellas situado en O Grove

jueves 23 de abril de 2009, 01:00h

Hesperia, que ayer anunció que el día 30 abandona la gestión del establecimiento, ha explicado que la decisión se debe a "diferencias con el propietario, Banco Pastor, sobre las deficiencias detectadas en las infraestructuras del edificio", mientras que el titular del establecimiento ha señalado que Hesperia quería "una fuerte rebaja" de la renta anual. 

Después de que la cadena hotelera cerrara en Semana Santa 72 de las 197 habitaciones a causa del derrumbamiento de parte del techo, la empresa gestora y la propietaria discreparon sobre a quién le correspondía costear las obras de rehabilitación y Banco Pastor ha asegurado que Hesperia "no acreditó de manera auditada las necesidades del edificio", mientras que la gestora mantiene que la entidad financiera sí había recibido un informe técnico.

En este sentido, Banco Pastor ha añadido que la cadena hotelera pretendía conseguir "una fuerte rebaja" de la renta anual y ha encargado a una consultora "un análisis técnico pormenorizado" de las necesidades del inmueble.

Así, Banco Pastor asumirá la gestión del Gran Hotel La Toja tras la salida de Hesperia el día 30 y ha señalado que, una vez se conozcan los resultados del informe técnico, "está abierto a que otro grupo hotelero de referencia" se haga cargo de la gestión del establecimiento, al mismo tiempo que ha aclarado que estos cambios "no afectarán ni a los 145 empleados del hotel ni a su normal funcionamiento".

Por su parte, el comité de empresa del Gran Hotel La Toja ha manifestado que, en este momento, lo más importante es mantener los puestos de trabajo fijos "independientemente de quien gestione el establecimiento" y ha mantenido sendas reuniones con Hesperia y Banco Pastor.

De esta manera, el presidente del comité, José Manuel Núñez ha afirmado que la situación es "de tranquilidad" y ha calificado como "lamentable" que se haya llegado a esta situación que, sin embargo, "no es irreversible".

Así, Nuñez ha explicado que la cadena hotelera le ha transmitido su intención de retomar la gestión del hotel si el propietario se hace cargo de las reformas aunque Hesperia se ha reafirmado en su decisión de abandonar el negocio el último día de este mes.  

‘Asegurar los puestos de trabajo’

El alcalde de O Grove, José Cacabelos, se ha ofrecido como mediador entre las partes para solucionar el conflicto y ha asegurado que la prioridad es "garantizar los empleos fijos", al mismo tiempo que ha advertido sobre el daño que puede causar al municipio esta situación.

En este sentido, el primer edil se ha reunido con los directivos de Hesperia y ha manifestado que la intención de la cadena es "permanecer en O Grove" ya que la cadena sigue al frente del Hotel Isla La Toja que también gestiona y que, "si quisieran irse, se marcharían del todo".

Finalmente, Cacabelos ha manifestado su intención de mantener un encuentro también con los representantes de Banco Pastor para "conocer su versión y sus planes de cara al futuro".