www.nexotur.com

La Comisión Europea sopesa la posibilidad de eliminar la identificación de los agentes de viajes en los MIDT

La definición de los ‘parent carriers’ o el contrato con los GDS son otros de los puntos que trata el borrador

jueves 15 de noviembre de 2007, 01:00h

La Comisión Europea podría eliminar de los MIDT la identificación del agente de viajes, después de que el propio organismo haya atendido a la Asociación Europea de Agencias de Viajes y Turoperador (ECTAA) sobre el borrador de la propuesta en relación a los GDS y su Código de Conducta.

La Comisión Europea (CE) ha presentado un borrador de propuesta para la elaboración de una futura directiva o reglamento sobre la revisión de los GDS y su Código de Conducta que está siendo sometido a consulta entre Asociaciones, proveedores y aerolíneas, entre otros. En él, la CE ya apunta la posibilidad de eliminar la identificación del agente de viajes de los MIDT. Esta opción ha sido respaldada por ECTAA, ya que representaría muchas ventajas para los profesionales, como destacan fuentes del Sector a NEXOTUR. En la actualidad, los proveedores conocen todos los datos de los agentes que comercializan sus productos, por lo que pueden negociar con ellos atendiendo a sus ventas específicas. Si se elimina la identificación, los agentes seguirían mostrando sus datos más generales, pero en cambio, no sería necesario que aportasen otros más específicos. Esta posibilidad podría mejorar los acuerdos comerciales de cada agencia con sus proveedores.

Conflicto con la definición de los `parent carriers´

Otras de las medidas que ha presentado la CE es la relacionada con la definición de parent carriers. En este caso, el borrador podría mantener la actual definición basada en el concepto de propiedad o control efectivo de un GDS, o podría hacerse más restringida basándose exclusivamente en el concepto de control efectivo del GDS. En la actualidad, Iberia, Lufthansa y Air France son parent carriers en concepto de propiedad, ya que poseen participaciones en Amadeus. Debido a esto, estas aerolíneas poseen una serie de restricciones y obligaciones frente a otros GDS. En caso de que la CE mantenga la actual definición, existe el riego de que se modifique su interpretación de modo que el control efectivo se convierta en el criterio determinante, por lo que las tres compañías anteriormente mencionadas dejarían de ser parent carriers, ya que ninguna de ellas realiza el control efectivo de un GDS. Formalmente, se mantendrían las actuales obligaciones de los parent carriers, tales como no discriminar a los GDS competidores en el acceso a tarifas e inventarios o vincular los incentivos de las agencias al uso de un GDS.

Por otro lado, también se está sometiendo a consulta el mantenimiento de las reglas de equidad en los contratos de los GDS. En ellas se impide que los GDS incorporen contratos con aerolíneas y agentes con condiciones no razonables, tales como términos de exclusividad o aceptación de ofertas para el equipamiento técnico. Adicionalmente, y en relación a los agentes, se mantendrá la provisión que permite a los profesionales dar por terminado su contrato con el GDS, mediante una nota escrita presentada con una antelación no superior a tres meses.

Por último, la CE podría eliminar las obligaciones de los agentes de viajes en el uso de los  GDS. En este caso, serían derogadas las actuales provisiones, tales como las relativas a informes, duplicados de las reservas, liberación de espacio, entre otras.