www.nexotur.com

OFERTA ESPAÑOLA EN EL MERCADO BRITANICO

El presupuesto aumenta el 22% en 2008, mientras Clos anuncia 'contención' en las llegadas

España destinará 323 millones de euros el próximo año, dentro del 'Plan 2020', ha anunciado el ministro en Londres

martes 13 de noviembre de 2007, 01:00h

"Añadir valor a la cadena turística, dinamizar destinos y ofrecer, a su vez, garantía de prosperidad económica", han sido las claves con las que Joan Clos ha presentado el al mercado británico, durante la celebración de la Feria Internacional del Turismo de Londres, World Travel Market.

La Feria Internacional del Turismo de Londres (WTM, en sus siglas en inglés), ha sido el escenario en el que el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, ha dado el 'pistoletazo de salida' al plan de dinamización del Turismo español 'Horizonte 2020', aprobado el pasado miércoles por el Consejo Español de Turismo y que también recibió el 'visto bueno' del Consejo de ministros el pasado 8 de noviembre.

Durante su presentación en la capital británica, Clos ha agradecido el "amplio respaldo" recibido por parte de "todo el Sector Turístico", al plan elaborado desde el Ministerio. Duante la presentación, Joan Clos ha puesto de manifiesto también las perspectivas en la llegada de turistas para este año, en el que se espera "superar los 58,5 millones de viajeros recibidos en 2006", aumentando el 3,8% esta cifra. Sin embargo, el ministro también ha anunciado las previsiones de "contención" en estas cifras para el periodo 2008. Un hecho que se deberá, en parte, "a la contracción en la economía internacional", afirma.

Diversificación y 'descubrimiento'  de nuevos destinos

El Gobierno tiene previsto el aumento del 22% en la partida de los Presupuestos Generales del Estado destinados al Turismo en 2008. Los 323 millones de euros servirán para poner en marcha la primera fase de 'Plan 2020', dedicados a la promoción, dinamización de destinos y creación de nuevos productos, así como al "descubrimiento de destinos latentes" que puedan aportar "diferenciación a la oferta actual", destaca el ministro. Según ha podido saber NEXOHOTEL, Galicia y Extremadura se encontrarían entre algunos de los destinos a los que el Gobierno dedicará una "especial atención".

Una de las principales estrategias del plan pasa por la dinamización y rehabilitación de los denominados destinos 'maduros'. La remodelación de la Bahía de Palma está llamado a convertirse en el "proyecto estrella", como asegura Clos. "Una vez desveladas las dudas tras el cambio de Gobierno y con la creación de un Consorcio encargado de proyectar este cambio", como puntualiza el ministro. Otros destinos, como Andalucía, Canarias o Benidorm, tambien serán objeto de la nueva estrategia ministerial, ha recordado Clos.

Sin embargo, desde la Asociación Hotelera de Benidorm (Hosbec), se mantienen, por el momento, las reservas respecto a este tipo de acciones. El presidente de Hosbec, Pedro Juan Devesa, ha denunciado recientemente en NEXOHOTEL la "ausencia de inversiones en promoción del destino" durante los últimos quince años.

Diagnóstico sobre el patrimonio natural

La preservación del medio ambiente va a ser también un eje a tener en cuenta dentro del plan de la Administración central en su proyecto a 12 años vista. En este sentido, el Gobierno ha encargado un 'diagnóstico' sobre el patrimonio natural, con el fin de "desarrollar un programa que establezca los compromisos, retos y oportunidades" para un desarrollo turístico cuidadoso con el medio natural, segun ha revelado el ministro en Londres.

En este proyecto, Clos ha pedido también el "compromiso de las Corporaciones locales", que cuentan con las competencias necesarias para llevar a cabo estas actuaciones. Al mismo tiempo recuerda la necesidad de consenso entre las dos principales tendencias urbanísticas en España. Una, la que aboga por crecer de forma "intensiva y localizada", dejando amplias zonas naturales y, la opuesta, la que propone crecer de forma intensiva, repartiendose más a lo largo del territorio y respetando el litoral. Una decisión en la que también serán las administraciones locales quienes tendrán la 'última' palabra en materia de crecimiento urbanístico.