www.nexotur.com

Los congresos del Palacio de Ferias de Málaga generan un impacto en la ciudad de 50,76 millones de euros en 2008

El gasto medio del congresista asciende a 451,18 euros al día repartidos en alojamiento, ocio, restauración y transporte

martes 24 de marzo de 2009, 01:00h

La actividad congresual en el Palacio de Ferias ha generado a lo largo de 2008 a Málaga unos ingresos totales de 50,76 millones de euros. Además, el recinto facturó 6,83 millones y se estima una renta de 119 millones entre gastos de los congresistas y el impacto del volumen de negocio ferial.

Debido al impulso del turismo de negocios, que engloba a la actividad congresual y ferial, se han creado numerosas empresas relacionadas con dichos eventos. La mejora y crecimiento de la oferta hotelera, restauración, ocio y servicios, transportes e infraestructura son algunos de los sectores en auge que aportan beneficios a Málaga.

Desde la creación del Palacio de Ferias y Congresos hace cinco años el recinto ha facturado un total de 35,44 millones de euros. Durante el año 2008 se facturaron 6,83 millones de euros manteniendo los ingresos respecto a campañas anteriores y, así, mantener la tendencia continuista en plena recesión.

El gasto medio de un congresista asciende a 451,18 euros diarios, según un informe del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias). Estas cantidades se reparten entre conceptos de alojamiento, compras, ocio, restauración y transporte.

Además, hay que tener en cuenta que la actividad congresual repercute de manera indirecta en la creación de empleo como consecuencia de las múltiples empresas involucradas en la celebración de un evento. Se estima en 4.600 los puestos de trabajo que se mantienen a los largo de 2008 de empresas auxiliares y de servicios.

Reducción de costes

El ejercicio 2008 ha permitidio situar el total de costes del palacio por debajo de los 8,29 millones de euros de 2007 debido a la reducción en la gestión comercial y en los costes directos de explotación.

Dichos recortes están en consonancia con la situación económica actual que afecta a la actividad congresual, ya que el 67% de los palacios de congresos asociados a la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE) ha visto reducido el número de eventos en 2008.