www.nexotur.com

El Instituto de Obesidad alerta sobre los ‘excesos gastronómicos’ de los ejecutivos en sus viajes de negocio

Para evitar el sobrepeso y el colesterol los expertos recomiendan una dieta saludable, sin ansiedad ni estrés

lunes 02 de marzo de 2009, 01:00h

El alto número de viajes de negocio que emprenden los ejecutivos, así como la ansiedad que normalmente acompaña su trabajo, hacen especialmente importante el cuidado de su alimentación, según el Instituto de Obesidad, que recomienda moderación y prudencia en las comidas.

Asimismo, el director del Instituto, Abelardo Caballero, alerta sobre la elevada cifra de comidas y cenas de negocio a las que han de hacer frente los ejecutivos que se ven expuestos con ello al sobrepeso y al colesterol, "problemas cada vez más frecuentes entre estos profesionales, sin menospreciar el incremento de las posibilidades de sufrir trastornos cardiovasculares o cáncer".

Igualmente, la institución médica recomienda una especial moderación y un mayor cuidado de la alimentación a aquellas personas que desempeñen este tipo de actividad profesional. Así, aconseja que en las diferentes comidas laborales se evite un exceso de grasas de origen animal, incrementando, en lo posible, el consumo de frutas y verduras.

"No obstante, los ejecutivos deben apostar por la carne y el pescado y su consumo debería ser a la plancha o cocidos. A fin de cuentas, entre otras virtudes, las proteínas de origen animal ayudan a regular el metabolismo", aseguran desde el Instituto, subrayando que "los alimentos deben ingerirse siempre con moderación, evitando las prisas o la ansiedad a la hora de sentarse a la mesa.

Otras recomendaciones

Por otra parte, y dentro de una alimentación equilibrada, el Instituto de Obesidad destaca la importancia de las proteínas vegetales, así como la de los cereales y las legumbres. "Pese a todo, y lejos de las diferentes recetas milagro, convendrá siempre establecer pautas individuales de alimentación".

Para conseguirlo, pone a disposición de los interesados un variado equipo de especialistas entre los que se incluyen nutricionistas, médicos metabólicos o entrenadores físicos. "Con el esfuerzo de todos ellos, el Instituto realiza un seguimiento personal de todos sus pacientes, que en el caso de tratarse de ejecutivos con problemas de ansiedad y sobrepeso, debería incluir, fundamentalmente, una dieta sana y un adecuado ejercicio físico, sin descartar la ayuda psicológica que pueda derivarse de dicha ansiedad", concluye.