www.nexotur.com

Conte confía en que en marzo pueda llegarse a una conclusión sobre la operación de fusión con British

lunes 02 de marzo de 2009, 01:00h

El presidente de Iberia, Fernando Conte, en la rueda de prensa para presentar los resultado de la la aerolínea, ha señalado la posible conclusión sobre la operación con British en el mes de marzo. En este sentido, ha calificado de "paradójicas" las noticias que hablan de un posible traslado a Londres de la sede de la nueva Iberia-British.

La ubicación de esta nueva base "no está todavía decidida", según Conte, y "su sede estará en Madrid", otra cosa es que "se cree una sede donde trabajadores de una y otra compañía trabajen juntos", recalca el presidente de Iberia. De este modo, Conte ha recordado que desde el principio de estas negociaciones, ambas aerolíneas mostraron su interés en "permanecer donde están y en los aeropuertos en los que operan", a pesar de la previsión de la inminente decisión sobre la fusión "sea la que sea".

En cuanto a la ecuación de canje, Conte no ha querido dar porcentajes y se ha limitado a señalar que "hay que tener en cuenta el valor bursátil actual e histórico y el valor que cada compañía es capaz de generar por sí sola". Por este motivo, "es una ecuación de canje compleja", en la que "el plan de pensiones de la compañía británica es importante y por ello se está analizando". Por otro lado, Conte ha dejado claro que "será British la que deba hacer frente a ese plan".

Los resultados de Iberia han mostrado que en 2008 la aerolínea ha obtenido una caída del 90,2% en su beneficio neto, llegando hasta los 31,9 millones de euros, en detrimento de los 327,6 millones logrados en 2007. Además, el resultado de explotación antes de amortizaciones y alquiler de flota (Ebitdar) se situaba en los 500 millones de euros, un retroceso del 46,4% frente al ejercicio anterior.  Por otro lado, los ingresos de las operaciones de la aerolínea han descendido un 0,4%, hasta alcanzar los 5.515 millones de euros, debido principalmente a "la creciente debilidad del tráfico aéreo en los mercados y a la apreciación del euro frente al dólar", destacaban desde Iberia.